No existe ninguna duda respecto a los peligros que corren los astronautas cuando viajan al espacio.

En este sentido, las misiones espaciales no tienen ninguna garantía de regreso, ya que, si bien se llevan a cabo luego de múltiples previsiones, la verdad es que cualquier cosa pudiese pasar.

A este respecto, un equipo de investigadores advierte que las misiones hacia el espacio profundo, es decir, los viajes que vayan más allá del sistema solar, pueden implicar riesgos aún mayores.

Así, luego de un experimento, se sugiere que las misiones espaciales que superen el sistema solar, pueden causar daños gastrointestinales significativos en los astronautas.

La radiación espacial puede afectar gravemente la salud de los astronautas

La radiación en el espacio es distinta a la del Planeta Tierra, lo que implica que no es posible, hasta el momento, saber a ciencia cierta cómo la radiación cósmica, especialmente la del espacio profundo, puede afectar la salud de los astronautas.

Para investigar esto, un equipo de científicos adscritos al Centro Médico de la Universidad de Georgetown, desarrollaron un experimento en el que expusieron a ratones a distintos tipos de radiación.

En particular, con el objetivo de simular la radiación a la que pudiesen estar expuestos los astronautas en el espacio profundo, los investigadores administraron ráfagas de distintos tipos de radiación a ratones de laboratorio.

En total, se conformaron tres grupos de ratones; el primero de ellos fue expuesto a ráfagas cortas de una dosis baja de radiación de hierro, similar a la radiación cósmica en el espacio profundo.

Por otro lado, los ratones del segundo grupo fueron expuestos a rayos gamma, comparables a los rayos X en la Tierra.

Por su parte, el tercer grupo de ratones sirvió como control, pues no fue expuesto a ningún tipo de radiación.

De esta manera, al examinar a los ratones luego de la radiación, se descubrió que los pertenecientes al primer grupo, aquellos que recibieron una radiación similar a la que los astronautas pudiesen experimentar en el espacio profundo, tenían dificultades para absorber ciertos nutrientes, además de que empezaron a formarse tumores cancerígenos en su sistema gastrointestinal.

Adicionalmente, en estos ratones se observó una mayor producción de células senescentes, las cuales influyen negativamente al resto de las células sanas que les rodean, afectando la salud.

Las células senescentes, de acuerdo a los investigadores, impiden la renovación de los tejidos en el sistema gastrointestinal, un proceso de suma importancia para la salud, causando daños importantes.

Lo más grave aún, es que los daños asociados a la exposición de este tipo de radiación parecen ser permanentes.

Aún faltan muchos riesgos por analizar respecto a la radiación espacial

En síntesis, tras llevar a cabo el experimento, se descubrió que la radiación a la que pudiesen exponerse los astronautas en el espacio profundo puede causar daños irreversibles en su sistema gastrointestinal.

Específicamente, la radiación del espacio profundo aumenta las probabilidades de que se desarrollen tumores cancerígenos en el sistema gastrointestinal, afecta la absorción de nutrientes e impide la renovación celular.

Por el momento, los investigadores se han propuesto continuar la línea de investigación, empleando dosis más altas de radiación, a fin de comprender los efectos de una exposición más prolongada en el tiempo.

Finalmente, si bien es imposible llevar a cabo investigaciones como estas en seres humanos, el objetivo final es desarrollar modelos de estimación de riesgos a los que estarían expuestos los astronautas en el espacio profundo.

Esto permitiría conocer las posibles implicaciones de las misiones espaciales que vayan más allá del sistema solar, además de desarrollar estrategias de protección para los astronautas a fin de evitar daños potenciales.

Referencia: Space radiation triggers persistent stress response, increases senescent signaling, and decreases cell migration in mouse intestine, (2018). https://doi.org/10.1073/pnas.1807522115

Más en TekCrispy