El bloqueo de PayPal a las cuentas de Infowars ha representado el iceberg que le ha dado al barco de Alex Jones y por ello ha decidido emprender una demanda legal contra la plataforma de pagos más grande del mundo, por “discriminación de punto de vista”.

El pasado 21 de septiembre, PayPal bloqueó la cuenta de Inforwars por “promover el odio e intolerancia discriminatoria contra ciertas comunidades y religiones”, y además le dio un ultimátum para encontrar otra plataforma de pago en diez días. Si bien el negocio de noticias falsas de Alex Jones ha sido atacado por varios flancos, ha sido PayPal la que ha terminado por sentenciarlo.

¿Qué implicaciones tiene y de qué va la demanda? Lo comentamos a continuación:

Sin dinero no hay Infowars

¿Por qué el bloqueo de PayPal ha causado tanto escozor en Alex Jones? Principalmente es porque PayPal es el canal principal que recibe todas las transacciones de la página web de Infowars.

Tal como mencionan en un artículo del New York Times, “la tienda ha sido una fuente importante de ganancias para la compañía, vendiendo vitaminas y suplementos nutricionales, así como ropa y accesorios con el logo de Infowars”. Agrega el medio que la plataforma de procesamiento de pagos “también maneja las donaciones que Infowars recibe de sus seguidores”.

Es natural que Alex Jones busque luchar por recuperar un bastión tan importante para mantener Infowars a flote. Sin embargo, PayPal está dispuesto a “defenderse vigorosamente”, según expresó el vocero de la compañía, Justin Higgins.

‘El mundo oscuro de Sabrina’ podría ser demandado por Templo Satánico

Infowars vs. PayPal: ¿Quién ganará la batalla?

Desde que YouTube bloqueó los canales de Infowars en la plataforma, y de que Apple, Facebook, Spotify y Apple replicaran las sanciones en sus respectivas páginas, Infowars no ha hecho sino alegar que se trata de decisiones políticas que buscan acallar “opiniones controversiales”.

Según un reporte del portal Courthouse News, los abogados de Jones presentaron la demanda contra PayPal, alegando que la decisión de cerrar su cuenta se basó en “discriminación de puntos de vista”, que además no tiene relación con el objetivo de la plataforma y que, por ende, esto supone una violación del contrato entre Jones y el procesador de pagos.

Por su parte, PayPal –ya al tanto de la demanda– considera que “las alegaciones realizadas en el documento no tienen mérito”. En el pasado, otras páginas similares a Infowars no la han tenido nada fácil. En agosto de este año, Twitter ganó la demanda que recibió de un supremacista blanco cuya cuenta fue bloqueada en diciembre de 2017.

El caso sentó un precedente que reconoce que “los proveedores de servicios en línea tienen el derecho de decidir qué contenido publicar o retirar”, que bien podría utilizarse en el caso de Jones.

Por los momentos, el futuro de Infowars no se ve nada prometedor. Y sin fondos ni donaciones, ¿cuánto tiempo pasará para que Infowars mantenga el oxígeno?

Más en TekCrispy