Tras casi un año de debate, la blockchain de Sia ha decidido formalmente romper relaciones con algunas importantes compañías de minería, llevando a cabo un cambio de software que bloqueará varios tipos de hardwares especializados de minería, y dejando únicamente a Obelisk, una subsidiaria de Nebulous; como desarrollador oficial de soluciones de minería.

“Sia decidió hacer un fork para desprenderse de los hardwares de Innosilicon y Bitmain”, comentó David Vorick, CEO de Nebulous. Asimismo, comentó que las compañías rivales quieren conseguir el “Monopolio ASIC”, comentando que, actualmente; Innosilicon contaba con hasta el 37% de la red de Sia.

Además, comentó que el cambio de código es opcional y se configura de forma que le permita al grupo de personas interesadas separarse fácilmente hacia una blockchain separada en la que el hard fork nunca ha sido implementado. Asimismo, esta división no tendría ningún impacto sobre la funcionabilidad de la red de Sia.

También, Vorick comentó que el cambio de código fue una decisión casi unánime de la comunidad, y, al menos en los foros de Reddit, pareciera haber sido recibida con los brazos abiertos, especialmente tras el rechazo de una propuesta similar de hard fork que se publicó en enero.

Durante estos meses, algunos miembros de la comunidad se mostraron bastante preocupados acerca de la consolidación de Nebulous como lo estaban de Bitmain e Innosilicon, debido precisamente a sus aspiraciones de monopolio.

Mientras tanto, algunos miembros de la comunidad comentaron que un fork busca, más allá de posicionar a Obelisk, a “proteger a los miembros de la comunidad que invirtieron en unidades ASIC de Obelisk,” y no a la compañía como tal.

Esto podría ser un duro golpe para Bitmain, una compañía que ya habría estado envuelta en controversia por su relación con Bitcoin Cash, y cuya propuesta de IPO fue lanzada oficialmente la semana pasada tras meses de especulación.