Primero Europa y ahora Latinoamérica. Cada vez más las leyes para regular internet convierten al ciberespacio es un lugar cada día más limitado, que si bien es necesario protegerlo, muchas de estas normas coartan algunos de usos.

Tal es el caso de la llamada ‘ley antimemes’ que se aprobó el pasado fin de semana en el congreso del estado de Veracruz, uno de los más poblados de México, con 40 votos a favor, según reportó el diario Debate.

Ahora, según el artículo 196 Bis al Título VI del Libro Segundo del Código Penal, compartir memes podría hacerte enfrentar hasta dos años en prisión y 100 días de trabajo comunitario.

¿Qué implicaciones tiene la ‘Ley Antimemes’?

Desde que fue propuesta, esta ley ha sido ampliamente criticada, y Veracruz es el primer estado en aprobarla. La medida, que busca evitar la publicación de material potencialmente hiriente para algunos usuarios, está sujeta a numerosas interpretaciones dada la definición del término ‘acoso cibernético’ que se incluye en el artículo.

“Poner en Internet una imagen comprometedora (reales o efectuadas mediante fotomontajes) datos delicados, cosas que pueden perjudicar o avergonzar a la víctima y darlas a conocer en su entorno de relaciones”.

¿Cuáles son las actividades consideradas dentro de la ley como acoso cibernético? Pues, básicamente cualquiera que implique la difusión de “información lesiva o dolosa de otra persona, revelando, cediendo o transmitiendo una o más imágenes, grabaciones audiovisuales o textos, que dañen su reputación o su autoestima y le causen con ello afectación psicológica, familiar, laboral o en su entorno cotidiano”.

Entre otros ejemplos mencionados en el texto legal, se encuentran los concursos para votar por la persona más fea publicados en cualquier plataforma web y también el uso de imágenes comprometedoras, ya sean reales o fotomontajes, “o datos delicados, cosas que pueden perjudicar o avergonzar a la víctima y darlas a conocer en su entorno de relaciones”.

Bajo estas alegaciones, prácticamente cualquiera que se dé por aludido con alguna imagen, podrá tomar repercusiones legales bajo este artículo. Y no hablamos únicamente de ciudadanos de a pie, sino también de figuras políticas, las cuales ya hemos visto que se dan por aludidas en varias ocasiones.

¿Se replicará esta iniciativa en otros lugares de Latinoamérica?

Más en TekCrispy