Rendimiento juegos android

En ocasiones nuestros equipos no ejecutan del todo bien nuestros juegos favoritos. Ralentización, cuelgues y otras situaciones motivadas a una ejecución lenta pueden afectar la diversión que buscamos en los videojuegos desde nuestro Android. Esto puede ocurrir también en equipos que no cumplan a cabalidad las exigencias de un juego, sin embargo, es posible realizar algunas acciones para que nuestro smartphone ponga especial atención en estos procesos, orientando sus recursos al mejor rendimiento para los juegos.

En ese sentido, hoy te mostraremos 3 fáciles trucos que puedes aplicar si lo que quieres es mejorar el rendimiento de los juegos desde tu Android. Se tratan de recomendaciones sencillas que ayudarán a tu equipo a administrar sus recursos de la manera mas optima en pro de hacer la ejecución de juegos un proceso mucho más fluido y lo mejor, sin instalar nada.

Libera memoria RAM cerrando las apps que no están en uso

Rendimiento juegos android

Antes de iniciar una partida en tu juego favorito asegúrate de verificar si hay aplicaciones abiertas en segundo plano. Las aplicaciones en segundo plano se encuentran también en ejecución, consumiendo recursos, de modo que necesitamos deshacernos de ellas a fin de que la memoria RAM quede exclusivamente disponible para el juego a ejecutar. Acceder al administrador de tareas de Android es distinto según el modelo del equipo, sin embargo, lo más común es acceder a el a través del botón de acceso rápido o dejando presionado el botón home.

Borra archivos basura y que ya no necesites

Rendimiento juegos android

Liberar espacio de almacenamiento es otro paso vital a la hora de buscar la ejecución optima de juegos en nuestro Android. En ese sentido, valiéndote del administrador de archivos de tu preferencia verifica tus carpetas y elimina todo lo que no necesites a fin de disponer de espacio de sobra en la memoria donde se ejecuta el juego.

Reinicia tu equipo antes de cada partida

Rendimiento juegos android

El rendimiento de Android suele ir deteriorándose con el paso del tiempo y su ejecución ininterrumpida. En ese sentido, en ocasiones podemos apreciar que nuestro equipo se encuentra muy lento, un asunto que solucionamos con un simple reinicio. El reinicio contribuye a que el sistema refresque sus procesos, de manera que hacerlo antes de una partida nos asegura un rendimiento óptimo.

Más en TekCrispy