A medida que el Polo Norte continúe calentándose y derritiéndose, es más probable que se generen condiciones climáticas extremas.

En los últimos años, el Polo Norte ha registrado un aumento alarmante de su temperatura; al respecto, según estudios, la temperatura ártica ha aumentado casi el doble de rápido que las temperaturas promedio a nivel mundial.

Esto, de acuerdo a una investigación reciente, puede intensificar condiciones climáticas extremas tales como largas sequías, olas de calor y tormentas de gran magnitud en el resto del planeta.

Las condiciones climáticas extremas son cada vez más frecuentes e intensas

Se ha registrado que las sequías alrededor del mundo son cada vez más intensas.

Recientemente se ha observado que cada vez son más frecuentes e intensas las condiciones climáticas extremas a nivel mundial.

Por ejemplo, se han registrado las olas de calor más extremas de la historia, así como períodos de lluvia devastadores.

Tal como se comentó anteriormente, un nuevo estudio sugiere que este fenómeno puede ser el resultado de la alarmante rapidez con la que están aumentando las temperaturas en el Ártico.

Para llegar a esta conclusión, un equipo de investigadores, liderados por Jennifer Francis, una Profesora de investigación del Departamento de Ciencias Marinas y Costeras en la Universidad Rutgers, analizaron los datos de precipitación diaria en 17 estaciones climáticas ubicadas a lo largo y ancho de los Estados Unidos.

Adicionalmente, fueron tomados en cuenta los patrones de circulación de nivel superior sobre la región oriental del Océano Pacífico y Norteamérica.

Tras el análisis se descubrió que durante las últimas décadas, la duración de los períodos secos y húmedos ha aumentado, así como también su intensidad y su frecuencia, lo que se relaciona con el calentamiento del Polo Norte.

Adicional a esto, se observó que el aumento de la frecuencia de los patrones persistentes de circulación a gran escala en Norteamérica coincidió con el aumento de las temperaturas árticas.

El calentamiento en el Polo Norte aumenta las probabilidades de eventos climáticos extremos

El aumento de las temperaturas en el Ártico ha registrado una mayor velocidad que en el resto del mundo.

De acuerdo a los investigadores, a medida que el calentamiento Ártico continúe, las condiciones climáticas de larga duración y de gran intensidad, como las olas de calor, aumentarán en frecuencia y magnitud.

En otras palabras, los resultados de la investigación sugieren que a medida que el Polo Norte continúe calentándose y derritiéndose, es más probable que se generen condiciones climáticas extremas.

Por lo tanto, dado el descubrimiento, se anticipa que fenómenos climáticos tales como intensos periodos de frío, sequías y tormentas, entre  otros, serán más frecuentes y persistentes en el futuro.

¿Qué implicaciones tienen estos resultados?

Al igual que las sequías, con el pasar del tiempo, las olas de frío son cada vez más devastadoras.

Condiciones climáticas extremas, tales como las mencionadas anteriormente, se traducen en devastadores consecuencias para la sociedad y el medio ambiente, lo que, a su vez, puede implicar gastos multimillonarios para la reparación de daños.

Por lo tanto, los investigadores plantean que estudios como este pueden ayudar a predecir el tipo, la intensidad y frecuencia de fenómenos climáticos extremos, ayudando a las personas responsables de tomar decisiones a planificar mejores estrategias para prevenir daños y preparar acciones destinadas a responder a emergencias.

Aún así, queda clara la necesidad de desarrollar políticas para frenar el calentamiento global, a fin de prevenir futuros eventos climáticos extremos que pudiesen generar consecuencias devastadoras.

Finalmente, los investigadores se han propuesto ampliar el alcance de la investigación, además de desarrollar otros parámetros a fin de evaluar riesgos futuros de condiciones climáticas extremas dadas las condiciones actuales.

Referencia: North American weather regimes are becoming more persistent: Is Arctic amplification a factor?, (2018). https://doi.org/10.1029/2018GL080252

Más en TekCrispy