Si bien es extremadamente inusual que el virus de inmunodeficiencia humana se transmite de padres a hijos, un caso reciente demuestra que el VIH puede transmitirse de formas extremadamente extrañas e inesperadas.

Después de varios años de investigación, científicos de Estados Unidos y Portugal descubrieron que un niño de cuatro años, a quien se le diagnosticó VIH positivo en el año 2013, se contagió con el virus a través del fluido de una ampolla en el brazo de su padre cuando tenía sólo días de haber nacido.

Incidente atípico

Existen múltiples formas en las que se puede transmitir el VIH y, con mayor frecuencia, se transfiere a través de ciertos fluidos corporales, como la sangre, el semen, el líquido pre-seminal, los fluidos rectales y vaginales, así como la leche materna de una madre infectada por el VIH.

Debido a que está presente en la mayoría de los fluidos corporales, el VIH puede transmitirse de forma atípica e inesperada.

Estos fluidos pueden transmitirse a través de las relaciones sexuales, la lactancia materna y otros contactos físicos íntimos. Sin embargo, en el caso del niño en cuestión, no hubo señales de contactos físicos inusuales ni indicios de episodios de abuso sexual.

Dado que su madre era seronegativa de VIH-1, no había ninguna posibilidad de que el niño se hubiera contagiado de su madre.

Presente en la mayoría de los fluidos corporales

Sobre la base del análisis comparativo de los datos genéticos, filogenéticos y serológicos del padre y el hijo, los investigadores concluyeron que el padre transmitió accidentalmente el virus al hijo durante los primeros días de la vida del niño.

Durante este tiempo de seroconversión, el padre estaba siendo tratado por una infección con el virus de la varicela y sífilis, que le provocaron la aparición de lesiones cutáneas altamente infecciosas por todo el cuerpo .

El análisis llevó a la conclusión de que una ampolla abierta en la piel del padre fue la causa de infección al niño.

El Dr. Thomas Leitner, un experto en filogenética en el Laboratorio Nacional de Los Álamos en Nuevo México, comentó:

“Aunque este tipo de evento de transmisión de padre a hijo es raro, es importante que el público en general se dé cuenta de que el VIH está presente en la mayoría de los fluidos corporales y puede transmitirse de forma atípica e inesperada”.

Referencia: Accidental Father-to-Son HIV-1 Transmission During the Seroconversion Period. AIDS Research and Human Retroviruses, 2018. http://doi.org/10.1089/aid.2018.0060

Más en TekCrispy