Tanto la niñez como la adolescencia son períodos de la vida del ser humano cruciales para su desarrollo cognitivo, sin embargo, los dispositivos móviles y ordenadores de alta gama que nos ha regalado el desarrollo de la tecnología parece no ser tan positivo en esta etapa temprana de la vida.

En concreto, un estudio realizado por varios institutos canadienses ha revelado que el tiempo que los niños pasan frente a una pantalla podría afectar su desarrollo cognitivo, y por ende, su capacidad de aprendizaje. En este sentido, los niños necesitarían menos tiempo observando una pantalla y mucho más tiempo en actividades diferentes a interactuar con dispositivos con esta característica.

Los investigadores basaron su estudio en datos de al menos 4,524 niños estadounidenses con edades comprendidas entre los 8 y los 11 años. Su estudio, llamado ‘Asociaciones entre conductas de movimiento de 24 horas y cognición global en niños estadounidenses: un estudio observacional transversal’, fue publicado por The Lancet.

En el estudio, se utilizaron datos de la evolución cognitiva en los últimos 10 años para un adolescente, que datan de septiembre del año 2016. Los infantes que participaron en la investigación realizaron un cuestionario que permitía controlar la cantidad de sueño, la actividad cerebral y el tiempo en pantalla en un período de 24 horas exactas.

Google lanza proyecto para enseñar a los niños cómo combatir los aspectos negativos de Internet

Posteriormente, los investigadores realizaron una prueba cognitiva con base en la atención, la memoria y el lenguaje. Finalmente, los resultados revelaron que el exceso en el tiempo recomendado frente a la pantalla tuvo consecuencias directas en la capacidad de cognición de los niños.

Los expertos recomendaron que los niños durmieran al menos 11 horas diarias, tiempo al cual se le agrega 1 hora de actividad física y dos horas o menos mirando una pantalla. Ahora bien, de los niños participantes en el estudio, apenas un 51% cumplió con las expectativas de sueño antes mencionadas, un 37% excedió el tiempo frente a la pantalla y un 18% superó las expectativas o recomendaciones.

Según los investigadores, los niños que cumplieron con las indicaciones con respecto al sueño y al tema de la pantalla, se desempeñaron notablemente mejor que aquellos que no cumplieron las recomendaciones. Esto quiere decir que, más allá de que los niños estén observando un programa educativo por más de dos horas, exceder el tiempo recomendado puede tener efectos negativos en la salud del cerebro del pequeño.

Referencia: Associations between 24 hour movement behaviours and global cognition in US children: a cross-sectional observational study. ScienceDirect. September 29, 2018. DOI: https://doi.org/10.1016/S2352-4642(18)30278-5

Más en TekCrispy