Las personas diagnosticadas con VIH requieren de cuidados de salud especializados, ya que su sistema inmunológico está seriamente comprometido.

En este sentido, la principal causa de muerte de los pacientes con VIH es la tuberculosis.

Al respecto, recientemente, un equipo de investigadores ha desarrollado una prueba de orina que permite diagnosticar la tuberculosis de forma rápida y sencilla, lo que pudiese salvar la vida de millones de personas alrededor del mundo.

Tuberculosis y VIH

La tuberculosis es una infección bacteriana causada por el Mycobacterium Tuberculosis; esta infección suele atacar principalmente las vías respiratorias, sin embargo, tiene el potencial de dañar otras partes del organismo.

Esta bacteria se propaga por medio de gotas en el aire que son expulsadas por las personas cuando un individuo infectado tose, habla o estornudo.

Normalmente, el sistema inmunológico de las personas sanas, ataca la infección antes de que esta se desarrolle.

No obstante, si el sistema inmunológico está debilitado, como es el caso de los pacientes con VIH o SIDA, la bacteria puede extenderse rápidamente, afectando gravemente la salud de los pacientes.

En este sentido, las personas con VIH son particularmente vulnerables a la tuberculosis, lo que genera afecciones en sus pulmones, ganglios linfáticos, hígado, huesos, riñones, etc.

De hecho, la tuberculosis es la principal causa de muerte entre los pacientes con VIH, matando a millones de personas alrededor del mundo todos los años.

Teniendo esto en cuenta, se pone sobre la mesa la necesidad de desarrollar pruebas diagnósticas rápidas y fáciles de usar, a fin de detectar problemas de salud como este y poner en marcha los tratamientos necesarios en etapas tempranas de la enfermedad.

Esta nueva prueba puede mejorar el diagnóstico de tuberculosis

Precisamente este era el objetivo de un equipo de investigadores de la Universidad de Alberta, quienes desarrollaron una prueba de orina capaz de detectar la tuberculosis en pacientes con VIH en etapas tempranas de la enfermedad y de forma rápida y sencilla.

Específicamente, luego de evaluar una gran cantidad de anticuerpos en relación a un panel diverso de carbohidratos, los investigadores fueron capaces de identificar un anticuerpo que facilita la detección de la enfermedad.

De esta manera, la prueba funciona gracias a un anticuerpo que detecta la presencia en la orina de un carbohidrato producido por el organismo cuando está infectado con tuberculosis.

De esta manera, la prueba en cuestión, llamada Fujifilm SILVAMP TB LAM, permite una mayor sensibilidad diagnóstica que favorece la detección de la infección en los pacientes con VIH.

Adicionalmente, teniendo en cuenta que se trata de una prueba accesible y sencilla, hace posible un proceso de evaluación más completo en pacientes que viven en lugares donde se tiene un pobre acceso a la atención médica.

Finalmente, se están llevando a cabo investigaciones a fin de evaluar la eficacia de esta prueba en personas sin VIH, además de descubrir otros anticuerpos que pudiesen mejorar la capacidad diagnóstica de la prueba.

Referencia: Urine for the diagnosis of tuberculosis: current approaches, clinical applicability, and new developments. https://www.doi.org/10.1097/MCP.0b013e328337f23a

Más en TekCrispy