Los cannabinoides sintéticos son una clase de drogas de abuso sintetizadas en el laboratorio, comúnmente denominadas “especias” o “K2”, y están diseñadas para inducir una sensación de calma, al tiempo que estimulan la creatividad y la euforia.

Se reportaron por primera vez en Europa a principios de la década de 2000 y se propagaron rápidamente en todo el mundo. Los cannabinoides sintéticos se rocían comúnmente sobre material vegetal seco para ser fumados o preparados como un líquido para vaporizar.

Los efectos del cannabis son distintos para hombres y mujeres

Históricamente, los cannabinoides sintéticos se han asociado con hemorragia intracraneal y trombocitopenia inmune; sin embargo, no hay informes previos de coagulopatía asociada con cannabinoides sintéticos.

El brote

En marzo de 2018, una serie de pacientes se presentó a hospitales en todo Illinois con diátesis hemorrágica marcada por coagulopatía persistente.

Durante las primeras etapas de este brote, los médicos del área, junto con el Centro Toxicológico de Illinois y el Departamento de Salud Pública, identificaron una posible correlación entre la coagulopatía y el uso reciente de cannabinoides sintéticos.

Las pruebas preliminares revelaron la presencia de brodifacoum, un anticoagulante antagonista de la vitamina K altamente letal que se utiliza en productos comerciales para matar roedores y otras plagas.

Los cannabinoides sintéticos se rocían comúnmente sobre material vegetal seco para ser fumados o preparados como un líquido para vaporizar.

Las muestras de drogas de los cannabinoides sintéticos confiscados que se obtuvieron en los arrestos de los presuntos distribuidores de drogas también fueron positivas para brodifacoum.

A junio de 2018, se han notificado al Departamento de Salud Pública de Illinois un total de 164 casos de coagulopatía sintética asociada con cannabinoides, incluyendo ochos casos fatales.

El síntoma más común fue la sangre en la orina. Pero muchos pacientes también tenían sangrado de las encías, la boca o la nariz, sangre en las heces o vómitos o tos con sangre.

Alto costo

Para revertir los efectos de la intoxicación, las personas afectadas necesitan ser tratadas con dosis importantes de suplementos de vitamina K, tanto como 150 mg por día.

Los médicos indican que el  tratamiento por envenenamiento por brodifacoum puede requerir que se prolongue por algunos meses.

Los cannabinoides sintéticos son una clase de drogas de abuso sintetizadas en el laboratorio, comúnmente denominadas “especias” o “K2”.

El mayor obstáculo para aplicar este tratamiento es su alto costo. 15 mg de vitamina K pueden costar unos $ 170; en total, las dosis requeridas podrían costar entre $ 24.000 y $ 34.000 por mes.

Estudio revela que las gasolineras liberan más emisiones tóxicas de lo que se pensaba

Las autoridades todavía no saben cómo la marihuana sintética terminó contaminada con brodifacoum, pero es posible que la sustancia tóxica haya sido agregada intencionalmente, ya sea con el objetivo de prolongar los efectos de la droga, o por alguien con una intención maliciosa.

Se espera que las autoridades policiales continúen investigando la causa de la contaminación y que logren llevar a las personas responsables ante la justicia.

Referencia: An Outbreak of Synthetic Cannabinoid–Associated Coagulopathy in Illinois. The New England Journal of Medicne, 2018. https://doi.org/10.1056/nejmoa1807652

Más en TekCrispy