Cuando una persona cae en estado de coma, pierde todas sus funciones motoras y sensoriales.

Así, en este estado, las personas entran en un sueño profundo, del que nadie tiene certeza si lograran salir.

Amazon mejora la habilidad de Alexa para reconocer temas conversacionales

En este sentido, cuando esto ocurre, los médicos del paciente, junto a sus familiares, deben tomar la difícil decisión de si deben mantener a esta persona conectada a las máquinas que le permiten vivir o desconectarla.

Así, estas decisiones son tomadas sobre la base de las probabilidades que tiene el paciente de recuperarse del estado de coma.

Sin embargo, evaluar esta situación no es un proceso sencillo y está sujeto a muchas variables sobre las que no se tiene una certeza absoluta.

A este respecto, un equipo de investigadores provenientes de China ha desarrollado e implementado con éxito una máquina con inteligencia artificial que facilita la toma de este tipo de decisiones.

La inteligencia artificial ayuda a evaluar el estado de los pacientes en coma

Un equipo de neurólogos chinos ha desarrollado una máquina basada en la inteligencia artificial con el objetivo de facilitar la compleja tarea de los médicos de determinar las probabilidades de recuperación de un paciente en coma.

Para ello, los investigadores se basaron en la tecnología del aprendizaje automático, a partir de lo que alimentaron el equipo con datos obtenidos de resonancias magnéticas funcionales de miles de pacientes en coma.

Así, sobre la base del algoritmo, tienen la posibilidad de determinar las probabilidades de que un paciente en estado de coma se recupere.

En este sentido, tras la implementación de esta tecnología, los investigadores han predicho exitosamente la recuperación de la conciencia de una serie de pacientes que, en un principio, se había dicho que no se recuperarían.

De hecho, el algoritmo ha mostrado un 90% de precisión, por lo que ha sido empleado para evaluar a más de 300 pacientes en coma en China.

Por tanto, los investigadores se muestran esperanzados de que el equipo pueda ayudar a los más de 50.000 pacientes con trastornos de consciencia.

De ninguna forma la inteligencia artificial podría reemplazar a los médicos humanos

Si bien esta tecnología puede favorecer a miles de pacientes en coma alrededor del mundo, hay una serie de implicaciones que deben tomarse en cuenta.

En primer lugar, los expertos aseguran que los resultados solo deben ser tomados en cuenta si son esperanzadores.

De esta manera, el equipo no debe tener la última palabra en la decisión de si el paciente en coma vive o muere, sino que debe tomarse en cuenta la opinión de médicos y familiares.

Adicionalmente, los investigadores recomiendan que la información sea analizada de forma conjunta por los médicos y la máquina, con el objetivo de predecir de mejor manera el pronóstico de los pacientes en estado de coma.

Subastan obra creada por inteligencia artificial en más de 433 mil dólares

Finalmente, si bien esta tecnología actualmente solo se usa con pacientes en coma, se espera que los algoritmos de aprendizaje automático empiecen a formar parte de muchas áreas de la medicina.

Sin embargo, estas máquinas jamás podrán reemplazar los beneficios de una buena relación médico-paciente, por lo que, la mejor aproximación es desarrollar estrategias de cooperación conjunta, a fin de aumentar la precisión de los abordajes médicos.

Referencia: Prognostication of chronic disorders of consciousness using brain functional networks and clinical characteristics, (2018). https://www.doi.org/10.7554/eLife.36173

Más en TekCrispy