La nueva patente para Samsung aprobada por la Organización Mundial de Propiedad Intelectual, revela algunas de las nuevas características tecnológicas que el gigante coreano añadirá a su novedoso teléfono Galaxy, que, como se habría adelantado; será plegable.

Esta patente describe la forma de utilizar un mecanismo de bloqueo electrónico que podría “solidificar” el estado físico de la pantalla flexible de su nuevo dispositivo. En este sentido, lo más revolucionario del diseño sería su lector de huella integrado a toda la zona inferior de la pantalla.

La pantalla flexible se encuentra conectada a un marco sólido que la mantiene en su sitio. Cuando el teléfono está plegado, el área de la pantalla se mantiene en su sitio gracias a este mecanismo, y cuando el usuario decide abrir el teléfono, el mismo se desbloquea de forma automática.

En este momento, la pantalla del equipo vuelve a su estado completamente plano para su operación, por lo que los usuarios podrán plegarlo incontable cantidad de veces sin necesidad de preocuparse porque el teléfono se rompa.

 

Además, aparentemente, contaría con una bisagra que permitiría utilizar el dispositivo como teléfono móvil o expandirlo hasta conseguir las dimensiones de una pequeña Tablet.

Asimismo, si bien se supone que este teléfono estará diseñado como un libro, gráficas en la aplicación de la patente sugieren que incluso pudiera llegar a tener la forma de un tríptico. Sin embargo, este tipo de detalles aún no han sido confirmados por la compañía.

Por otra parte, es bien sabido que, tanto LG como Huawei y Apple estarían interesados en desarrollar teléfonos plegables, por lo que Samsung estaría interesado en lanzar al mercado este modelo lo antes posible y continuar posicionándose como uno de los líderes del mercado de los smartphones.

A pesar de la prisa de los fabricantes, es poco probable que este novedoso modelo llegue a los estantes antes de la primera mitad del próximo año que viene.

Más en TekCrispy