Vivaldi, es un navegador para usuarios avanzados, cuyo eslogan es “un nuevo navegador para nosotros y nuestros amigos”. Poco a poco, va tomando cada vez más fuerza y ahora nos presenta una nueva y mejorada versión 2.0, que entre otras cosas, ahora incluye sincronización entre computadoras y mayor velocidad.

Vivaldi se basa en el código abierto de Chromium, por lo que ofrece sitios como Chrome, pero sin las incorporaciones propias de Google.

Un inicio más rápido acompañado de pequeñas mejoras

Vivaldi ha cambiado el comportamiento en el inicio, ya que, proporciona tiempos de inicio mucho más rápidos para los usuarios que manejan grandes datos, como: marcadores, historial y descargas.

Este navegador también nos presenta importantes cambios a nivel de aspecto incorporando más imágenes de fondo y más formas de cambiar de pestaña, como con la función tab-tiling, que permite ver muchas pestañas en una página, ahora podrás cambiar los tamaños de las fichas individuales arrastrando los bordes.

“El panel de descargas lo recordará todo, así que solo leer los íconos del archivo se convirtió en una carga muy pesada”.

Vivaldi 2.0 incorpora la sincronización

Esta sincronización que incorpora Vivaldi es de cifrado de extremo a extremo, por lo que el CEO de Vivaldi, Jon von Tetzchner menciona que con ella se conseguirá una mayor protección de los usuarios. Adicionalmente mencionó que la sincronización era una de las características más solicitada por los usuarios de las versiones anteriores.

Tetzchner añadió que esta nueva característica debería contribuir a que más personas comiencen a probar Vivaldi, en particular aquellos usuarios de Google Chrome que recientemente han enfrentado problemas de privacidad.

Mejoras “bajo capó”

Según menciona von Tetzchner, la mayoría de las mejoras de este navegador están “bajo el capó”, y han contribuido a tiempos de arranque “dramáticamente más rápidos” para usuarios a largo plazo.

“La sincronización es una característica importante para nosotros. Nos sincronizamos más que Chrome, y ofrecemos cifrado de extremo a extremo”.

Esta versión de Vivaldi 2.0 incluye opciones para sincronizar marcadores, entradas de marcado rápido, contraseñas, datos de autocompletado, historial, extensiones y notas (excepto los archivos adjuntos).

Al ejecutar la sincronización con una cuenta gratuita de Vivaldi.net, el sistema pide una nueva contraseña para la sincronización en lugar de dejar esa entrada en blanco, según el CEO de la compañía esto sucede, ya que, la primera contraseña se utiliza para el registro en el servidor de Vivaldi, mientras que la segunda se usa solo para el cifrado.

“No queremos poder leer ninguno de sus datos. No recopilamos ninguna información sobre lo que hace, y no estamos tratando de crear un perfil sobre usted en su computadora o en cualquier otro lugar”.

Un nuevo correo electrónico, pero para la versión 3.0

Otra característica importante con la que vendrá Vivaldi es con el cliente de correo electrónico, pero para la versión 3.0. Aunque ya ofrece un servicio de correo electrónico basado en la web, que funciona bien, von Tetzchner quiere que Vivaldi incluya un sistema muy parecido al de Opera, pero con mejoras.

“Un cliente de correo electrónico que esté en línea con lo que hicimos en Opera. A mucha gente le gustó lo que solíamos llamar M2. Estamos llamando a nuestra versión M3 internamente. Queremos que sea un poco mejor antes de implementarlo”.

Aunque Vivaldi aún le falta mucho por crecer, su CEO se muestra muy positivo y menciona que no quiere hacerse rico con este navegador sino de llegar a la mayor cantidad de usuarios y ser conocido mundialmente.

Más en TekCrispy