En el pasado, las expediciones hacia el Polo Norte eran realizadas exclusivamente por pequeños grupos selectos compuestos por hombres, con el objetivo de llevar a cabo investigaciones científicas.

Sin embargo, actualmente, más de 1.000 personas visitan el Polo Norte con fines principalmente turísticos.

Los roles de género aún afectan las decisiones profesionales de las mujeres

A este respecto, recientemente, luego de recolectar una gran cantidad de información novedosa, ha regresado el equipo encargado de la primera expedición únicamente femenina al Polo Norte.

Primer equipo únicamente de mujeres en explorar el Polo Norte

La primera expedición compuesta de forma exclusiva por un grupo de mujeres fue organizada por Felicity Aston, quien ha visitado tanto el Polo Norte, como el Polo Sur, en múltiples oportunidades desde hace veinte años.

De hecho, en el año 2009, lideró una expedición femenina al Polo Sur, demostrando que las mujeres tienen la misma resistencia al realizar estas exploraciones y recopilando información sobre el funcionamiento psicológico y fisiológico humano en ambientes extremos.

Curiosamente, esta expedición al Polo Norte, fue organizada gracias a una publicación en Facebook realizada por Aston.

En esta publicación, más que buscar aventureras experimentadas, Aston estaba interesada en mujeres con la aptitud física necesaria y el entusiasmo suficiente para alcanzar un objetivo tan complejo como explorar el Polo Norte.

De esta manera, se conformó el grupo de 10 mujeres que, por primera vez exploró el Polo Norte en ausencia de hombres.

Estos eran los objetivos de las exploradoras

A ciencia cierta, no existen muchas investigaciones en torno al funcionamiento del ser humano en ambientes extremos, tal como el Polo Norte.

Adicionalmente, la mayoría de estas investigaciones se han realizado a partir de una metodología anticuada y sobre la base de pequeños grupos de personas.

De hecho, estas investigaciones se han derivado de expediciones realizadas durante la segunda mitad del siglo XX, cuando no se incluían mujeres en los grupos de exploradoras.

Teniendo esto en cuenta, no existe mucha información respecto a las diferencias entre las respuestas al frío extremo de hombres y mujeres, lo que resulta de suma importancia, teniendo en cuenta que la cantidad de investigadoras en la Antártida ha aumentado significativamente en los últimos tiempos.

Así, la expedición de estas mujeres en el Polo Norte, persiguió tres objetivos importantes.

Funcionamiento fisiológico

Durante el viaje de 80 kilómetros por terrenos peligrosos, las mujeres se dedicaron a recoger muestras de fluidos corporales tales como saliva, orina y sangre, a fin de llevar a cabo un estudio en torno a las respuestas fisiológicas al frío extremo del Polo Norte.

Adicionalmente, se tomaron datos biométricos tales como la temperatura corporal, la frecuencia cardiaca y el funcionamiento metabólico, entre otros.

Otro elemento de gran importancia durante la expedición fue el análisis del gasto de energía de las exploradoras, para lo que emplearon unas botellas especiales creadas con isótopos únicos en átomos de hidrógeno y oxígeno que permitieron realizar análisis de orina.

Funcionamiento Psicológico

El funcionamiento psicológico de las exploradoras también fue un elemento de gran importancia durante la expedición.

Así, se evaluaron los niveles de cortisol en la saliva de las exploradoras, a fin de conocer sus niveles de estrés durante el viaje al Polo Norte.

En la misma línea, llevaron un registro constante de sus creencias y valores personales durante el transcurso de la expedición.

En este sentido, las exploradoras se expusieron a una situación sujeta a altos niveles de estrés, por lo que se vieron obligadas a confiar en el funcionamiento del equipo de expedición, a pesar de sus diferencias personales y culturales.

Barreras culturales

Finalmente, otro objetivo importante de la exploración fue tender un puente entre las diferentes culturas de las cuales provenían las exploradoras.

Estudio revela por qué las mujeres mayores son menos saludables que los hombres mayores

Así, el equipo de expedición se conformó por mujeres provenientes de Arabia Saudita, el Reino Unido, Rusia, Qatar y otros países árabes y europeos.

Tal como lo indica Aston, un aspecto de gran relevancia en la expedición de estas mujeres al Polo Norte, fue cruzar las barreras culturales.

Referencias:

  1. Felicity Aston, The Women’s Euro-Arabian North Pole Expedition 2018
  2. The Women’s Euro-Arabian North Pole Expedition 2018

 

Más en TekCrispy