Entre 1963 y 1974, la pequeña isla mediterránea de Chipre se vio sacudida por un sangriento conflicto político. Después de más de una década de crecientes tensiones y violencia esporádica, la crisis finalmente llegó al punto de quiebre, cuando la isla fue invadida dos veces en una semana por fuerzas militares grecas y turcas.

Estos combates provocaron que cientos de miles de chipriotas se convirtieran en refugiados, mientras que otros miles simplemente desaparecieron. En la actualidad, las familias dependen de organizaciones como el Comité de Personas Desaparecidas en Chipre para encontrar a sus desvanecidos seres queridos.

Así es como la venus atrapamoscas captura y mata a sus presas

Una historia curiosa

Una persona perdida en ese conflicto fue Ahmet Cemal Hergune. Los detalles de su horrible muerte y descubrimiento milagroso se han vuelto virales en los últimos días, por la curiosa manera en que, algunos afirman, ocurrió.

Según reportan algunos medios, una semilla de higo en el estómago del hombre asesinado se convirtió en un árbol, lo que ayudó a las autoridades a encontrar su cadáver en una cueva chipriota, 37 años después de su fallecimiento.

La veracidad de esta curiosa historia está por verificarse; sin embargo, plantea la interrogante de la factibilidad de que una semilla en el estómago de una persona fallecida pueda convertirse realmente en un árbol frutal.

De acuerdo al experto Jay Noller, profesor de ciencias del suelo en la Universidad Estatal de Oregón, si se prestan las condiciones básicas, es posible.

Muchas de las plantas frutales dependen de que los animales, desde aves y murciélagos hasta osos y monos, coman sus frutas. Una vez que estos animales expulsan las semillas no digeribles, las plantas tienen la oportunidad de echar raíces dondequiera que el animal deposite sus heces.

Con las condiciones básicas, es factible

En palabras del profesor Noller:

“Las semillas pueden germinar y prosperar de los animales, así que puedo imaginar que podrían brotar de un ser humano. Sin embargo, una semilla no tiene que venir del estómago de una persona muerta; también podría crecer en cualquier parte del tracto digestivo, como el intestino delgado o grueso.”

Las plantas también reaccionan al ser atacadas y usan una especie de sistema nervioso

Incluso una semilla que se encuentre en el bolsillo de la vestimenta de una persona fallecida o una semilla en el área del entierro en general, podría reunir nutrientes de un cuerpo de un cuerpo en descomposición y prosperar.

De este modo, el insólito caso de la higuera que supuestamente surgió del estómago del fallecido Ahmet Cemal Hergune, más allá de lo cuestionable de la historia, es un suceso que resulta ciertamente es factible.

Referencias:

Committee on Missing Persons in Cyprus. http://www.cmp-cyprus.org/

Did a fig tree grow out of the remains of a Turkish Cypriot man missing since 1974? CyprusMail, 2018. https://goo.gl/c6nMik

Oregon State University – College of Agricultural Sciences: Jay Noller.  https://goo.gl/A49Pni

Más en TekCrispy