En los último meses, tanto la compañía Tesla como su CEO, Elon Musk han dado mucho de que hablar y es que, luego del escándalo por parte de Musk quién acusó de pedófilo a uno de los rescatistas de los niños que quedaron atrapados en la cueva en Tailandia, ahora la firma ha causado revuelo, luego de que nuevamente fuera Musk quién anunciara por medio de Twitter la privatización de la compañía, acción que acarreó que la misma sea investigada por el Departamento de Justicia (DoJ) de EE.UU.

Esta situación no solo ha llamado la atención del DoJ, sino que también ha dejado a la espera a varios usuarios, puesto que, Tesla ha estado presentando ciertos inconvenientes para efectuar la entrega de uno de sus últimos modelos, el Tesla Model 3.

Esta ha llevado a una serie de acciones por parte del público amante de estos autos eléctricos.

Y se ha conocido, que luego de que una mujer identificada como, Megan Gale de Utah, emitiera un tweet dirigido al CEO de la compañía de Palo Alto a fin de exigirle que solventará el inconveniente del envío, pues llevaba casi un mes esperando por su auto.

Gale acompañó este Tweet con una imagen donde mostraba que más de 42 autos Tesla Model 3 estaban aparcados en un depósito de ferrocarriles, y entre los cuales se encontraba ella.

“Me dijeron que me lo darían el día 8, luego el 15, luego el 20, luego el 22, ahora mi entrega se ha retrasado por tiempo indefinido. Por favor, Elon Musk, arregla esto”.

Ante esta solicitud y como es de esperarse Musk, quién acostumbra a responder por este medio, se disculpó con Megan y le aclaró que la compañía estaba enfrentando un mal momento lo que había causado el retraso en la entrega de los automóviles, pero que esta situación “debería solventarse en breve”.

Aunque, en otras oportunidades esta situación podría prestarse para causar toda una serie de comentarios de reclamos, sorprendentemente la reacción fue otra, pues, todo inicio con el tweet de Ryan McCaffrey, quién mencionó que estaría encantado de contribuir de forma gratuita con las entregas de los Model 3, lo que produjo que decenas de personas se ofrecieron voluntariamente para ayudar a la firma a hacer la entregas.

“Muchos propietarios de Tesla estaríamos encantados de ayudar de forma gratuita con las entregas. No podemos hacer el papeleo, pero podemos hacer orientaciones. ¡Es divertido educar a los nuevos propietarios y ver su alegría y entusiasmo!”.

Sin lugar a dudas una reacción poco esperada a lo que Elon Musk contestó, no solo aceptando la oferta, sino que además invitó a todos los seguidores que quisieran ayudar a la firma a acudir a las tiendas de Tesla para “educar a los nuevos dueños” cada sábado y domingo durante el mediodía y cada día de la semana por la mañana o por la tarde.

Tesla lanza nueva actualización de software para Modelos S, X y 3

Una reacción no muy esperada pero que evidencia el alto potencial que mantiene Tesla entre sus usuarios que no les importa contribuir con esta firma multimillonaria a fin de que otros disfruten al igual que ellos de estos autos eléctricos.

Más en TekCrispy