Así se ve una termita soldado.

Las termitas son unos pequeños insectos que viven en complejas redes de túneles en el suelo y se alimentan de madera.

Recientemente, se ha descubierto que estos fascinantes insectos pueden vivir en colonias conformadas únicamente por termitas hembra.

Esta milenaria colonia de termitas es tan grande que se puede ver desde el espacio

Colonias de termitas únicamente hembras

Las termitas viven en intrincadas redes de túneles.

El descubrimiento estuvo a cargo de Toshihisa Yashiro, un Biólogo de la Universidad de Sydney quien, durante un trabajo de campo en las costas japonesas, se tropezó con varias colonias de termitas, del género Glyptotermes Nakajimai, que estaban compuestas únicamente de hembras.

Sorprendido por este hallazgo, Yashiro y su equipo, se dedicaron a evaluar minuciosamente el fenómeno.

De esta manera, durante año y medio, el equipo se encargó de analizar el sexo de miles de termitas en 10 áreas extendidas a lo largo y ancho del territorio continental japonés, además de algunas islas a sus alrededores.

En este sentido, se comparó la morfología de 37 colonias de estos territorios con la de otras 37 colonias compuestas por hembras y machos, encontradas en otras zonas de Japón.

Al hacerlo, se observó que, efectivamente, en estas 37 colonias iniciales no existía ni una sola termita macho, pues todos los miembros eran de sexo femenino; además, los huevos en estas colonias no estaban fertilizados.

Adicionalmente, en las colonias de termitas únicamente compuestas por insectos hembra, se observó que las reinas tenían vacío el espermateca, un órgano donde se almacenan los espermatozoides luego de la reproducción.

Por su parte, en las colonias mixtas, compuestas tanto por hembras como machos, se encontraron huevos fertilizados y las reinas tenían esperma almacenado en sus espermatecas.

Reproducción asexual

Por lo general, las colonias de termitas suelen componerse por la misma cantidad de hembras y machos, quienes cumplen diversos roles para mantener viva la colonia.

Sin embargo, estas colonias están compuestas únicamente de hembras, lo que hace pensar a los científicos que la única forma en que esto es posible es a través de la reproducción asexual.

Esto significaría que acaban de descubrirse las primeras poblaciones de termitas asexuales conocidas en el mundo, hasta este momento.

En la misma línea, los investigadores plantean que este descubrimiento podría evidenciar que los machos no son necesarios para el mantenimiento de ciertas sociedades en las que en el pasado desempeñaban un importante rol social.

Este fenómeno ya se ha observado en otras especies de insectos, tales como algunas clases de hormigas, además de las abejas melíferas.

Comunidades de termitas sexuales y asexuales

En las colonias de termitas, solo la reina pone huevos.

Si bien aún no quedan completamente claras las razones por las cuales las termitas evolucionaron en comunidades sexuales y asexuales de forma separada, los investigadores descubrieron, sobre la base de evidencias genéticas, que la brecha entre esos dos linajes data de hace unos 14 millones de años.

Asimismo, tras un análisis minucioso de estos insectos, se observó que la cabeza de las termitas asexuales tiene un tamaño más uniforme en comparación con las sexuales.

Esta milenaria colonia de termitas es tan grande que se puede ver desde el espacio

Igualmente, en estas comunidades de termitas compuestas únicamente de hembras, existe una menor proporción de insectos soldados, lo que parece indicar que se defienden de los depredadores con mayor eficiencia.

Teniendo esto en cuenta, los investigadores argumentan que si bien estas colonias pueden haber evolucionado a partir de sociedades mixtas, los resultados representan una evidencia de que los machos no son necesarios para el mantenimiento de estas comunidades avanzadas de insectos.

Referencia: Loss of males from mixed-sex societies in termites, (2018). https://doi.org/10.1186/s12915-018-0563-y

Más en TekCrispy