Pocas veces Apple presenta un nuevo producto sin que éste haya completado todas sus etapas de desarrollo, y esto es precisamente lo que ocurrió durante el evento del iPhone X de 2017, cuando los de Cupertino mostraron al mundo el AirPower, una plataforma de carga inalámbrica que serviría para cargar un iPhone o un smartwatch. Sin embargo, Apple parece estar evitando al máximo tocar el tema de este cargador, tanto como para eliminar de su sitio web cualquier mención al AirPower.

Esto podría indicar que aún falta mucho tiempo para que el dispositivo vea luz, y la razón principal de ello se centraría en el hecho de que aún existen fallas técnicas. Eso es lo que sugieren un par de informes de dos conocedores de la tecnología que han tenido acceso a fuentes de Apple, que revelan que el sobrecalentamiento, la interferencia y la comunicación, son las principales carencias de esta tecnología.

En el primer informe, publicado en Daring Fireball, John Gruber afirma que el diseño de ‘multibolsas’ del AirPower es la principal razón para su sobrecalentamiento. Este problema ya fue reseñado en junio pasado por Bloomberg, pero todo indica que Apple aún está tratando de encontrar una solución.

Apple expande su app Business Chat a Europa, Asia y Australia

El segundo informe fue divulgado en Sonny Dickson, y además de corroborar las afirmaciones de Gruber, ofrece otros detalles sobre los inconvenientes en el desarrollo del dispositivo, como el hecho de que el AirPower tiene problemas para comunicarse con los dispositivos compatibles en relación a los niveles de carga o energía que estos requieren.

Tanto como Gruper como Dickson han sido respetuosos en el tratamiento de esta información, y no han revelado detalles sobre el retraso o cancelación del AirPower, sin embargo, están de acuerdo en que estos problemas técnicos representan un grave problema para Apple, con Dickson describiendo lo que ocurrirá con la tecnología al afirmar que el dispositivo está ‘condenado al fracaso’.

Más en TekCrispy