Kelly West / AFP / Getty Images

Cody Wilson, el activista de las armas impresas en 3D, nuevamente tendrá que enfrentarse a la justicia. Pero ahora, se le acusa de un delito más grave, como lo es el abuso sexual.

Hace algunos días, un medio norteamericano informó que Cody Wilson, había sido demandado por abusar sexualmente de una menor de edad.

En ese momento, no se sabía el paradero del precursor de las armas 3D, sin embargo, el día de hoy se conoció que Wilson fue detenido en un hotel en Taiwán.

De acuerdo con los documentos judiciales obtenidos por KVUE, estación local de ABC, explicaron cómo Wilson contactó a la menor de edad, luego de que se conocieran en el sitio SugarDaddyMeet.com en Austin Texas.

La menor de edad relató el encuentro en una entrevista con los asesores del Centro de Protección Infantil.

Como señalan los documentos, Wilson conoció a la menor en un estacionamiento de Bennu Coffee, en un vehículo con matrículas que coinciden con las registradas por Defense Distributed, el grupo de armas 3D fundado por Wilson.

Wilson llevó a la joven a un hotel, donde le agredió sexualmente y posteriormente le pagó USD$ 500, según la víctima.

El activista de armas 3D, había usado el perfil “Sanjuro” en el sitio web y le dijo a la víctima que era “un gran problema” antes de su reunión. Más adelante en su conversación, se identificó como “Cody Wilson”.

Minoristas acusan a Apple de obligarles a pagar por iPhones de demostración

En un reporte más reciente de BuzzFeed, señalan que Wilson ya se encuentra bajo custodia, tras ser arrestado alrededor a las 17:00p.m. hora local, en un hotel en Taipei, capital de Taiwán.

De acuerdo con la fuente, el 20 de septiembre, un representante de un sitio web de alquiler se comunicó con la policía, para informar que Wilson se había puesto en contacto el día anterior y firmó un contrato de seis meses por un departamento, comenzando el 21 de septiembre.

Police handout / TVBS

Tras ser detenido, el pasaporte de Wilson fue cancelado por el Instituto Estadounidense de Taiwán (AIT), la embajada estadounidense de facto en Taiwán, dejándolo sin ningún documento legal.

El acuerdo de asistencia legal entre Taiwán y los EE. UU. Permite a las ramas judiciales de ambos países, intercambiar información penal y solicitar asistencia legal.

Si bien, la acusación no está relacionada con las polémicas armas 3D, los seguidores de Wilson afirman que se trata de una conspiración para dañar su imagen.

Recordemos que, Wilson libró una batalla legal de varios años sobre la distribución de planos de armas impresas en 3D. Aunque el gobierno de Trump, inicialmente llegó a un acuerdo que habría permitido a Wilson seguir distribuyendo los planos, los fiscales generales del estado intervinieron recientemente con una nueva impugnación legal.

Más en TekCrispy