Un nuevo informe de The Citizen Lab, una organización investigativa de la Universidad de Toronto, ha revelado un nuevo spyware para móviles que podría estar activo en al menos 45 países como parte de un plan para coartar los derechos humanos.

En concreto, se trata del software de espionaje Pegasus, desarrollado por la compañía de vigilancia de origen israelí NSO Group, el cual está vinculado a más de 1,000 direcciones IP, de usuarios que son atraídos a enlaces de phishing que posteriormente conducen a exploits de día cero para quebrar la seguridad de smartphones Android e iOS.

Según el informe, este spyware está siendo utilizado en países Bahrein, Arabia Saudita y Kazajstán, donde se ha confirmado que 10 operadores del software malicioso están desplegando labores de vigilancia transfronteriza y espionaje estatal. De momento, no ha habido un pronunciamiento oficial de NSO Group, sin embargo, un vocero de la compañía dijo a Motherboard que actualmente no tienen operaciones activas en los países mencionados por Citizen Lab.

Evidentemente, si están cometiendo un delito y están vendiendo software de espionaje a gobiernos represivos, no lo admitirán. Por ello, la necesidad de una investigación más profunda sobre este caso se hace más que necesaria. Por ahora, NSO asegura que su producto es utilizado por las autoridades a fin de investigar y prevenir delitos, muchos de ellos asociados al terrorismo.

Nueva técnica permite a los hackers crear copias de seguridad de tu PC con Windows sin que nadie se entere

Por su parte, Citizen Lab afirma que los resultados de la investigación incluyen a clientes que no forman parte de la cartera de usuarios de NSO Group, porque todo indica que Pegasus está siendo utilizado en varios países. Asimismo, el informe revela que han sido utilizados mecanismos de VPN que han impedido que Citizen consiga información más precisa sobre la ubicación del spyware.

Ya en 2016 NSO Group había sido noticia cuando Citizen Lab presentó evidencia de que el Gobierno de los Emiratos Árabes Unidos utilizó Pegasus para espiar a Ahmed Mansoor, un activista de derechos humanos que fue condenado a 10 años de cárcel por crímenes políticos.

Más en TekCrispy