El Consejo Administrativo para la Defensa Económica de Brasil (CADE) estaría inspeccionando 6 de los bancos más importantes del mundo por supuestamente realizar prácticas de monopolio en el espacio de las criptomonedas, de acuerdo con un reporte de Reuters.

Este ente, adscrito al Ministerio de Justicia de Brasil, habría iniciado una investigación este pasado martes para determinar si alguno de los bancos más importantes del país habría cerrado las cuentas de corretaje de Bitcoin.

De acuerdo con Reuters, la investigación conducida por la CADE habría surgido bajo petición de la Asociación Brasilera de Blockchain y Criptomonedas (ABCB) tras varias quejas de parte de sus miembros, que llegaron incluso a acusar al Banco do Brasil de cerrar la cuenta de la plataforma de trading de criptomonedas Atlas Quantum.

En el marco de esta investigación, la CADE inspeccionará los bancos más importantes, como Banco Bradesco, Itaú Unibanco Holding, Banco do Brasil, Banco Santander Brasil, Banco Inter y el banco cooperativo Sicredi.

Asimismo, el reporte indica que “los bancos principales imponen restricciones e incluso le prohíben el acceso al sistema financiero a los corredores de criptomonedas.” En este sentido, los bancos habrían alegado que las cuentas de estos corredores habrían sido clausuradas debido a la falta de información del cliente, la cual es requerida bajo las leyes antilavado de dinero (AML) de la nación caribeña.

Sobre esto, varios expertos comentaron: “Las actividades ilícitas deben ser prevenidas y los bancos necesitan tomar medidas restrictivas cuando hay indicios de que sus clientes están cometiendo un crimen (…) sin embargo, no parece razonable que un banco aplique medidas restrictivas a priori a todas las compañías de criptomonedas sin examinar el nivel de cumplimiento de políticas antifraude de dichas compañías.”

Tras el anuncio, el Banco do Brasil, comentó a Reuters que la compañía estaría “comprometida con las prácticas competitivas basadas en la ética y el respeto por la libre competencia,” mientras que el Itaú Unibanco comentó que “tiene confianza en que se demostrará que sus prácticas son legítimas.”