Eidoo, un startup suizo, se habría convertido en la compañía de criptomonedas más reciente en crear una nueva stablecoin, esta vez anclada al precio del oro. Su token, llamado Ekon, sería compatible con ERC-20 y se podrá utilizar en su Exchange descentralizado y su billetera multidivisa.

Asimismo, el token de Ekon, podría ser cambiable por un gramo de 99.9% oro fino, que, según la compañía, sería almacenado en sus bóvedas y estaría disponible para ser auditado cada 90 días.

“La gente podrá ver el oro resguardado en nuestras bóvedas de seguridad a través de vídeo, postearemos el enlace en nuestro sitio web para que cualquiera pueda controlar el oro,” comentó Natale Ferrara, fundador de la compañía.

Asimismo, las comisiones por comprar y vender Ekon en el Exchange generarán ganancias para Eidoo en forma de su token de EDO. Además, estas comisiones serán aplicadas para aquellos que deseen cambiar su token por el oro en físico.

“Cada token será respaldado por oro de 24 quilates, por lo que emitiremos nuevos tokens únicamente si hay suficiente oro y si el usuario ha completado todos los requerimientos legales y de KYC requeridas por la ley suiza,” prosiguió.

Vale recordar que Eidoo habría recaudado hasta 27.9 millones de dólares en su venta de tokens el octubre pasado y desde entonces, su app ha sido una de las plataformas más populares para el lanzamiento de Initial Coin Offerings (ICOs). Al expandir sus servicios a usuarios de criptomonedas, añadieron servicios de casas de cambio.

Además, este anuncio surge en el marco de lo que podemos llamar una “moda” de las stablecoins, tras que Paxos y Gemini anunciaran el lanzamiento de sus propias stablecoins la semana pasada, mientras que una importante compañía estaría dispuesta a dejar ir el Tether (USDT) y cambiarlo por otra alternativa.

No obstante, una stablecoin anclada al precio del oro es una idea, cuando menos peculiar, considerando que su valor tampoco es del todo estable.