Algunos hallazgos arqueológicos asombrosos implican atrevidas aventuras en misteriosas tumbas ocultas; pero otros simplemente involucran una visita al drenaje. Tal es el caso de una antigua estatua de piedra arenisca descubierta durante los trabajos para reducir el nivel del agua subterránea en un antiguo templo de Egipto.

A través de su página de Facebook, el Ministerio de Antigüedades de Egipto anunció el descubrimiento la estatua excepcionalmente bien conservada de una esfinge con una corona de cobra.

Una imagen clásica

Acorde con el anuncio emitido por el ente gubernamental, los arqueólogos se encontraban trabajando para reducir las aguas subterráneas en el templo de Kom Ombo, en la ciudad de Aswan, cuando tropezaron con la estatua.

El templo faraónico Kom Ombo se encuentra a lo largo de las orillas del río Nilo en el sur de Egipto. Fue construido entre los años 305 a.C. y 30 a.C., durante el período ptolemaico, por lo que la estatua tiene más de 2.000 años de antigüedad.

Este santuario es considerado inusual para un antiguo templo egipcio, debido a que está dedicado a dos deidades independientes: la parte sur consagra a Sobek, el dios cocodrilo, y la parte norte glorifica a Horus, el dios con cabeza de halcón asociado con los faraones.

Las imágenes publicadas por el ministerio muestran una esfinge clásica, con el cuerpo del león y la cabeza de un humano, que lleva una corona de serpiente y un tocado. La estatua parece estar mayormente intacta.

Esfinge con más de 2.000 año de antigüedad descubierta en Aswan, Egipto.

La esfinge ptolemaica exhibe el Uraeus, una cobra egipcia elevada en la frente, un símbolo de realeza y autoridad. Adicionalmente, la enigmática figura luce una barba real ceremonial y un collar esculpido.

Si bien es definitivamente emocionante, esta esfinge en particular no se distingue por su tamaño; la estatua tiene aproximadamente 28 centímetros de ancho (11 pulgadas) y 38 centímetros (15 pulgadas) de altura.

Símbolo de realeza

Las esfinges son criaturas recurrentes en las mitologías de las antiguas culturas egipcia, persa y griega. Su imagen se encuentra con frecuencia cerca de tumbas o edificios religiosos.

Los egiptólogos no saben con certeza qué simbolizan las esfinges, pero puede haber tenido algo que ver con el culto al sol. Alrededor del siglo XIV a.C., el faraón Thutmosis IV revivió la esfinge como símbolo de la realeza y el sol, y finalmente se convirtió en una imagen entrelazada con la identidad de Egipto.

El director general de Aswan Antiquities, Abdel Moneim Saeed, manifestó que se está planificando  la realización de más excavaciones alrededor del templo, para tratar de aprender más sobre la esfinge recién descubierta.

Destacando el hecho de que Egipto aún tiene misterios por descubrir, la esfinge puede ayudar a atraer a más visitantes a un país cuyas recientes convulsiones sociales y políticas han provocado una fuerte disminución del turismo.

Referencia: Ministry of Antiquities oficial Facebook page, 2018. https://goo.gl/Am9Fy5

Más en TekCrispy