En la actualidad, existen dispositivos que se presentan como súper resistentes, tanto al agua, al polvo como a las caídas y a los golpes, como el Razer Phone o el Xiaomi Black Shark, cuya característica principal es la robustez y resistencia. Sin embargo, y para nuestra sorpresa, estas no son las únicas firmas que están trabajando en incorporar “esta tecnología” a sus equipos.

Pues, se ha conocido que Apple presentó en marzo de 2017 una patente para hacer que todos sus iPhones y MacBooks sean resistentes a los arañazos y que además sean imposibles de doblar.

Esta patente fue introducida en la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de los Estados Unidos (USPTO) y posteriormente publicada el 13 de este mes.

En la misma, se menciona que la firma de Cupertino se encuentra trabajando en una patente que promete añadirle una nueva característica de protección más duradera a los equipos, al hacerlos resistentes a la abrasión para protegerlos del desgaste por el tiempo.

Abrasion-Resistant Surface Finishes On Metal Enclosures” o Acabados de superficies resistentes a la abrasión en recintos metálicos, es el nombre de esta patente y describe un sistema de dos capas: Una capa metálica inferior de unos 8 y 30 micrómetros y una capa externa entre 0,5 y 3 micrómetros más resistente cubierta de lo que parece ser una material cerámico o una sustancia a base de carbono que le añadiría una dureza similar a la que se consigue con el diamante.

Según revela la patente, este recubrimiento de dos capas podría aplicarse sobre la capa de pintura, lo que nos deja la posibilidad de que la firma adopte la idea de Samsung y nos presente en un futuro una cartilla de colores para sus nuevos modelos.

Más en TekCrispy