Luego de 10 días de haber sido cerrado de forma inesperada, y tras un misterioso silencio del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), las razones de la clausura del Observatorio Solar Nacional (NSO), en Sunspot, Nuevo México, han sido reveladas, aunque si eres un fanático de las teorías conspirativas, no te gustará la declaración de las autoridades.

El pasado 6 de septiembre, y según versiones de habitantes de la zona, el FBI entró en el observatorio y ordenó a todas las personas que estaban allí que evacuaran el lugar de inmediato. Según The Inquisitr, una oficina de correos aledaña y varios hogares también fueron evacuados.

La ausencia de información durante los últimos días por parte de la Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía en EE.UU (AURA), condujo a que las especulaciones llegaran a los medios y redes sociales sobre lo que la organización podría estar ocultando, como pruebas de vida extraterrestre, evidencia de que la Tierra estaba en riesgo de ser impactada por un asteroide o pruebas militares de posibles ataques a EE.UU.

Ahora, AURA ha decidido romper el silencio, emitiendo un comunicado donde asegura:

AURA ha estado cooperando con una investigación policial en curso sobre la actividad delictiva que ocurrió en Sacramento Peak. Durante este tiempo, nos preocupamos de que un sospechoso en la investigación pudiera representar una amenaza para la seguridad del personal y los residentes locales. Por esta razón, AURA abandonó temporalmente las instalaciones y cesó las actividades científicas en este lugar.

En la declaración, se afirma que AURA evacuó el observatorio debido a ‘desafíos logísticos’ asociados con la protección de los empleados de la institución, además de la necesidad inmediata de ofrecer respuestas a la amenaza. A pesar de que se habla de una ‘actividad delictiva’ en el lugar, AURA no explica de qué se trata tal amenaza, por lo que las dudas siguen en la mente de los más curiosos.

FBI accede a iPhone de sospechoso por primera vez por reconocimiento facial

Al parecer, el organismo no quería ofrecer información durante la investigación en curso para evitar que se difundiera a través de los medios y el sospechoso fuese alertado de lo ocurrido. Sin embargo, el cierre inesperado del observatorio fue suficientemente ‘alarmante’ como para alertar al supuesto ‘criminal’.

Mientras tanto, el FBI no confirmó ni negó su participación. Otros rumores afirman que la razón del cierre fue una fuga de mercurio en el lugar, lo que dejaría expuestos a los visitantes y personal del observatorio a riesgo de contaminación. Asimismo, se habla de una posible intervención de espías rusos o chinos, quienes habrían intervenido los equipos del observatorio para espiar el alcance de los misiles nucleares White Sands de EE.UU.

En todo caso, el NSO retomará sus operaciones regulares a partir del día de hoy, según el comunicado de AURA.

Más en TekCrispy