Un nuevo estudio de BirdLife International, una asociación mundial de organizaciones de conservación que se esfuerza por conservar las aves, sus hábitats y biodiversidad, ha utilizado un novedoso enfoque estadístico para evaluar si 51 especies de aves han caído en la extinción.

De acuerdo a sus hallazgos, al menos ocho especies de aves deberían agregarse a la lista de extinciones confirmadas o sospechadas, incluyendo el guacamayo azul de Spix, personaje central en la afamada película de animación del año 2011 Rio.

Estadísticas orientadas a la conservación

En este nuevo estudio los investigadores probaron seis métodos estadísticos para analizar las aves críticamente amenazadas, utilizando un rango de umbrales para asignar especies a las categorías de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y compararon sus resultados con las categorías actuales.

Los métodos cuantificaron simultáneamente tres factores: la intensidad de las amenazas, el momento y la fiabilidad de los registros, y el momento y la cantidad de esfuerzos de búsqueda de la especie.

En base estos análisis, los investigadores recomiendan que si la probabilidad de que una especie continúe existiendo según las amenazas y la probabilidad basada en registros y encuestas caiga por debajo de 0,5, debería calificar como Especie en Peligro Crítico (Posiblemente Extinto), mientras que si ambas probabilidades caen por debajo de 0,1, deberían calificar como Especies Extintas.

Bajo estos parámetros, los investigadores recomiendan que se reclasifiquen ocho aves en la Lista Roja de la UICN, y tres de ellas se reclasifiquen como Extintas.

Lista sombría

La especie más conocida en la lista es el guacamayo azul de Spix, (Cyanopsitta spixii), que los investigadores recomendaron ser tratado como Extinto en la naturaleza; el último avistamiento conocido de esta ave en su entorno natural fue en el año 2000. Sin embargo, existe una posibilidad de que algún día vuelvan a la vida silvestre ya que existe una población cautiva estimada de entre 60 y 80 individuos.

Aunque es crítica la situación del guacamayo azul de Spix, se encuentra en una mejor posición que otras dos aves endémicas brasileñas que figuran en la lista de Especies Extintas: el cazador arbóreo críptico de color canela (Cichlocolaptes mazarbarnetti), visto por última vez en 2007, y el colector de follaje de Alagoas (Philydor novaesi). Ambas aves desaparecieron después de que los últimos restos de su hábitat forestal fueron reemplazados por plantaciones de caña de azúcar y pastos.

Otras aves que aparecen en la lista son: el búho pigmeo de Pernambuco (Glaucidium mooreorum), el po’o-uli, o el mielero de cara negra (Melamprosops phaeosoma), un pájaro canario hawaiano que no se ha visto en estado salvaje desde el año 2004; el avefría de Java (Vanellus macropterus), el escurridizo lorikeet de Nueva Caledonia (Charmosyna diadema), que se vio por última vez en 1987, y el guacamayo glauco (Anodorhynchus glaucus), visto por última vez en 1998.

Si bien los resultados sugieren que es demasiado tarde para ayudar a algunas de estas especies, los investigadores indican que este este estudio debería inspirar el redoblar los esfuerzos en los próximos años para prevenir futuras extinciones inducidas por la acción humana.

Referencia: Which bird species have gone extinct? A novel quantitative classification approach. Biological Conservation, 2018. https://doi.org/10.1016/j.biocon.2018.08.014

Más en TekCrispy