Fsa

La Financial Services Agency (FSA) japonesa planea aumentar su personal hasta en 12 empleados para poder lidiar con el influjo creciente de aplicaciones para licencias de casas de cambios de criptomonedas, de acuerdo con Reuter Japan.

En un grupo de estudio de casas de cambio de criptomonedas llevado a cabo este miércoles, Kiyotaka Sasaki, vicecomisionado de coordinación de políticas, comentó que la agencia estaba revisando las aplicaciones de las casas de cambio con un equipo de alrededor de 30 personas.

No obstante, Sasaki comentó que más de 160 empresas se encontrarían esperando respuesta de sus aplicaciones, por lo que el número de personas dedicadas a esta tarea es insuficiente, comentando que la agencia necesitaría al menos 12 empleados nuevos en 2019 para lidiar con esta cantidad de aplicaciones.

De acuerdo con la minuta de la reunión, la FSA se encontraría revisando 16 casos en la actualidad, de los cuales 12 ya habrían retirado sus solicitudes por petición de la FSA y uno que ya habría sido rechazado. Los otros tres, incluyendo el infame Coincheck, están aún esperando respuesta.

El documento además señala que la agencia planea refinar sus mecanismos de análisis de riesgo en el marco de su “monitoreo extensivo” de la industria de las casas de cambio y trabajará de forma conjunta con los ministerios y agencias domésticas y extranjeras para revisar estos asuntos.

Asimismo, se señala con preocupación la falta de medidas eficientes y suficientes para prevención de financiamiento al terrorismo y lavado de dinero entre las casas de cambio, además de pobres modelos de negocios, manejo de riesgos, auditorías internas e influencia de corporaciones.

Asimismo, también preocupa la escasa cantidad de empleados, principalmente porque en la mayoría de las casas de cambio, el personal consta de menos de 20 personas, lo que indica que un empleado manejaría un promedio de 29.6 millones de dólares.