Un equipo de investigadores de la Universidad de California en San Diego, EE.UU, ha desarrollado una tecnología que podría permitir a las personas con problemas cardiovasculares monitorear de manera activa la patología. Se trata de un parche ultrasónico portátil capaz de controlar la presión arterial hasta cuatro centímetros por debajo de la piel.

A través de un comunicado de prensa, los investigadores explicaron que el nuevo parche tiene la capacidad de controlar la presión en las principales arterias del cuerpo de una persona, así como en otras ubicaciones dentro del organismo y mediante el tejido adiposo.

En este sentido, la tecnología fue diseñada para ser ‘estirable’, además de que el parche es ‘ultrafino’ y puede ser utilizado independientemente de que el paciente esté en movimiento o permanezca estático. En la publicación se afirma:

Las aplicaciones incluyen monitoreo continuo en tiempo real de los cambios en la presión arterial en pacientes con enfermedades cardíacas o pulmonares, así como pacientes que están gravemente enfermos o sometidos a cirugía”, dijo el comunicado. “El parche usa ultrasonido, por lo que podría usarse para rastrear de forma no invasiva otros signos vitales y señales fisiológicas de lugares en el interior del cuerpo.

Los expertos afirman que hasta ahora, los métodos no invasivos para realizar mediciones de la presión arterial son escasos, y la mayoría de ellos incluye un catéter que se inserta en el brazo en un vaso sanguíneo, en el cuello o incluso en la ingle del paciente, y posteriormente se guía el catéter hacia el corazón. Por ello, la nueva tecnología podría resultar de gran utilidad para procedimientos que implican detectar enfermedades cardiovasculares.

El paciente que probó la tecnología, recibió el parche en el cuello, la muñeca, el antebrazo y el pie, a medida que hacía ejercicio o permanecía de pie. Durante las pruebas, los investigadores aseguraron que las detecciones del parche eran muy precisas en comparación con métodos similares como el ultrasonido tradicional.

A pesar de que los resultados han sido alentadores, los expertos afirman que esta tecnología aún puede ser mejorada antes de ser considerada para su uso en casos de la vida real.

Referencia: Chonghe Wang et al, Monitoring of the central blood pressure waveform via a conformal ultrasonic device, Nature Biomedical Engineering (2018). DOI: 10.1038/s41551-018-0287-x

Más en TekCrispy