prg Maryland University

Para los que han dirigido un Drone por medio del smartphone o de un control, saben que este proceso requiere de cierta práctica para lograr una buena estabilidad. Sin embargo, esto al parecer está a punto de cambiar y es que, una reciente investigación podría facilitar una novedosa técnica de vuelo.

Este estudio, se está llevando a cabo por los Investigadores de la Universidad de Maryland, quiénes están analizando las técnicas de vuelo usadas por las aves y otros insectos voladores a fin de implementarlos en los Drones.

El proyecto que lleva por nombre GapFlyt, fue creado por Nitin J. Sanket, Chahat Deep Singh, Kanishka Ganguly, Cornelia Fermüller y Yiannis Aloimonos.

GapFlyt, se basa en una técnica llamada flujo óptico y enseñará a los drones a utilizar una cámara como ojos simples, tal cual lo hacen los insectos.

Esta técnica es muy interesante ya que, crea un modelo 3D con el apoyo de una cámara monocular que, hace que los objetos más cercanos al drone se mueven más que las cosas más lejanas, lo que permite al drone ver el primer plano y el fondo.

Esta prueba está constituida con un Drone Bebop 2 con una GPU NVIDIA Jetson TX2, dónde, el mismo se comporta tal cuál un insecto.

Como podemos ver en el vídeo, los investigadores crearon un entorno súper complicado para probar el sistema, el Drone revolotea alrededor del agujero y luego se desplaza a dos metros por segundo, siendo esta una velocidad sólida.

Como resultado de estas pruebas, el equipo del Perception and Robotics Group de la Universidad de Maryland,  emitieron un reporte donde informan que el drone tenía un 85% de precisión y voló a través de varias aberturas.

Resultados muy alentadores para este estudio que sin lugar a dudas serán el inicio de todo y dará paso a futuras investigaciones.

Más en TekCrispy