Star Xu, fundador de la casa de cambio de criptomonedas OKEx habría sido finalmente liberado de su detención de 24 horas, defendiéndose de las acusaciones de fraude en su contra.

De acuerdo con varios medios locales, Xu, que también funge como CEO de OKCoin, habría experimentado una “situación problemática” en un hotel debido a un grupo de inversionistas de la WFEE Coin, un proyecto de blockchain para compartir WiFi en el que Xu supuestamente estaría implicado.

Una supuesta actividad ilegal de parte del proyecto WFEE habría motivado a los afectados a buscar justicia, por lo que le habrían solicitado a la policía de Shanghai detener a Star Xu para ser interrogado.

Por otra parte, fuentes en China habrían asegurado que la insatisfacción de los clientes no estaría vinculada a WFEE, sino a la plataforma de OKEx, que constantemente se enfrentaba a colapsos y que lo de WFEE no serían más que noticias falsas.

“El señor Xu no tiene ningún tipo de relación con WFEE y su compañía”, comentó Andy Cheung, COO de OKEx. “A pesar de que WFEE fue adquirida por OKBC (OK Blockchain Capital) y otras firmas de inversión, los cambios al whitepaper y al equipo de WFEE no han sido notificados al equipo de OKBC.”

Además, OKBC aprovechó la oportunidad para compartir vía Twitter que Star Xu no era accionista de su proyecto. Por otra parte, y en su defensa, Xu comentó hoy: “No soy un responsable legal de OKEx, ni accionista o director, OKEx es una compañía de Malta.”

Vale destacar que debido a la naturaleza de la plataforma de OKEx, en la que los inversionistas podrían optar por un apalancamiento de hasta 20 veces sus contratos, en contraposición a las plataformas tradicionales de trading de futuros, esta casa de cambio opera sin supervisión regulatoria, por lo que este tipo de incidentes no vendrían de sorpresa.