Probando suerte con sus comedias románticas adolescentes, que le ha traído un verano de éxitos con películas como ‘A todos los chicos de los que me enamoré’, Netflix estrenó ‘Sierra Burgess es una perdedora’, protagonizada por Shannon Purser –la entrañable Barb en ‘Stranger Things’– y Noah Centineo.

La esperada comedia juvenil finalmente se estrenó la semana pasada y un aspecto ha tornado las expectativas de Netflix de revés, pues en lugar de volverse un nuevo éxito, las críticas sobre la película han llovido por una “broma” que Sierra hace sobre ser sorda.

Pero antes de explicar, debemos saber de qué trata la película. Sierra Burgess es una adolescente que estudia en la escuela que conoce al chico más guapo de todo el colegio por internet y ambos se enamoran, con la complicación de que el personaje interpretado por Noah Centineo, Jamey, cree por equivocación que habla con la chica más popular de la escuela y no con Shannon.

En lugar de decir la verdad, Shannon comienza a tejer una red de mentiras pretendiendo ser alguien que no es. Ambos personajes hablan por teléfono, es decir, conocen sus voces, pero cuando se encuentran en la escuela, Shannon pretende ser sorda para evitar que Jamey le reconozca la voz, pero en un giro del destino, Shannon descubre que el hermanito de Jamey es sordo y le comienza a hablar en lenguaje de señas.

La escena le ha valido cientos de comentarios negativos en redes sociales por el hecho de pretender una discapacidad, y por muchas otras razones como algunos comentarios homofóbicos, pretender que el catfish, o usar otra identidad en internet, está bien para gustarle a alguien, y un gran bloque de elementos inapropiados.

Aún no hay comentarios de Netflix al respecto, ni de los actores de la película. Hasta ahora, la cinta parece un desastre en muchos sentidos y no parece que los espectadores vayan a perdonar tantos errores.

Más en TekCrispy