El Centro de Predicción del Tiempo Espacial de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) emitió una alerta de tormenta geomagnética para hoy 11 de septiembre, lo que significa que los residentes de los estados del norte de Estados Unidos y Canadá podrían ver auroras esta noche.

La alarma de tormenta geomagnética se ha emitido debido a la aparición de un “flujo de alta velocidad de agujero coronal”. Los agujeros coronales son regiones grandes en la corona, capa más externa del Sol, que es menos densas y más fría que el material circundante.

Luces deslumbrantes

Los campos magnéticos en estas regiones permiten que las partículas cargadas, conocidas como viento solar, escapen más fácilmente al espacio a través de corrientes de alta velocidad. Las recién registradas viajan hacia la Tierra a velocidades de 560 a 600 kilómetros por segundo o alrededor de 2.000.000 de kilómetros por hora.

Cuando el viento solar colisiona con los gases que se encuentran en la magnetosfera de la Tierra, una región de la atmósfera superior llena de partículas cargadas (principalmente protones y electrones) se produce un fenómeno de luz que se distingue por sus colores deslumbrantes: las auroras.

De acuerdo a la NOAA, los agujeros coronales pueden desarrollarse en cualquier momento y ubicación en el Sol, pero son más comunes y persistentes durante los años en torno al llamado mínimo solar, el período de menor actividad en el ciclo de 11 años del Sol, en el cual se encuentra el astro rey.

El clima espacial puede tener una variedad de impactos en la humanidad y nuestra tecnología. La tormenta geomagnética recién pronosticada se clasifica en el nivel “G2” o “moderada” en la escala meteorológica espacial de la NOAA, que tiene cinco niveles, lo que significa que probablemente no tendrá ningún efecto material en las personas.

Efectos tecnológicos

Sin embargo, en las partes más al norte de Estados Unidos y Canadá, los sistemas de energía pueden experimentar alarmas de voltaje y la propagación de las ondas de radio puede verse afectada. Además, los operadores de naves espaciales en tierra pueden ser requeridos para tomar acciones correctivas, ya que la tormenta podría interferir con los sistemas de navegación.

Debido a su potencial para generar tormentas geomagnéticas en la Tierra, los pronosticadores rastrean continuamente los agujeros coronales. Una tormenta de nivel G5, la más alta en la escala de la NOAA, podría causar fallas en la red eléctrica y apagones generalizados, al tiempo que afectaría significativamente a los satélites y la industria de la aviación.

Referencias:

G2 (moderate) Geomagnetic Storm watch issued for 11 sep. Space Weather Prediction Center NOAA, 2018. https://goo.gl/K1p23H

About Auroras. National Aeronautics and Space Administration NASA, 2018. https://www.nasa.gov/content/about-auroras

Más en TekCrispy