A través de un comunicado de prensa publicado hoy, el consorcio de blockchain R3 y Ripple han llegado a un acuerdo en relación a una batalla legal que desde hace un año involucraba a ambas entidades. A pesar de que los inconvenientes judiciales han pasado a formar parte del pasado, los detalles sobre la resolución del caso siguen manteniendo carácter confidencial.

Como informamos previamente, la disputa legal entre R3 y la startup Ripple tuvo inicio en diciembre del año pasado, y surgió a partir de un desacuerdo que data de septiembre de 2017, en el cual Ripple le ofreció al consorcio R3 pagarle al menos 5,000 millones de tokens XRP a un valor muy reducido. A cambio de esto, el consorcio R3 brindaría a Ripple una cantidad importante de contactos bancarios clave para la empresa de criptomonedas.

En ese momento, diversos medios revelaron que entre las compañías bancarias que estaban incluidas en el acuerdo destacan Goldman Sachs y JP Morgan. Con respecto a la disputa legal, R3 asegura que Ripple no cumplió su parte del trato al vender por menos de un US$ 0,01 cada XRP, mientras que Ripple afirma que el consorcio estableció un acuerdo de mala fe.

R3 afirmó además que Ripple se aprovechó de la experiencia del consorcio para crear una herramienta que impulsara la red de procesamiento de pagos de Ripple. Asimismo, la demanda de Ripple asegura que R3 sabía que varios de los bancos que formaban parte del trato partirían próximamente de su consorcio.

Un informe de Finder revela además que muchos miembros de R3, cuya identidad no fue revelada, dan la razón a Ripple con sus demandas, ya que se trata de un consorcio de banqueros que no tiene bancos en su sociedad, ya que muchos de ellos vieron que las opciones que ofrecía el consorcio no eran tan atractivas y carecían de exclusividad.

Lo positivo es que la disputa ha acabado, y más allá de no conocerse los detalles, el comunicado de prensa asegura que ambas compañías esperan dejar este episodio en el pasado.