El responsable de la firma Rocky Mountain Ayre Inc. fue acusado por la Agencia de Regulación Financiera (FINRA), tras vender valores en criptomonedas no registrados y por haber estafado a cientos de inversionistas en Manhattan.

De acuerdo con los estipulado por las autoridades, entre el 2013 y el 2016, el responsable de ‘Rocky Mountain Ayre Inc.’ –una compañía que no poseía previo reconocimiento en el mercado local– había incitado la venta del token HempCoin, el cual fue promocionado como “la única moneda digital que ofrecerá un verdadero porcentaje de equidad y la única moneda minable y respaldada por valores negociables”.

De hecho, la compañía llegó a cotizar por medio de varios grupos en ‘Pink Markets’ en su modalidad OTC (Over-the-Counter) y en el 2015, cuando Ayre obtuvo los derechos de su token HempCoin, fue cotizado en respaldo al valor de sus acciones en dichos mercados OTC; sin embargo, ni la firma, ni sus valores ofrecidos estuvieron registrados en ninguna agencia oficial gubernamental, ni siquiera fue obtenida una exención en cara al registro.

FINRA también destacó que:

De forma adicional, desde enero del 2013 hasta octubre del 2016, Ayre estafó a los inversores de los productos de su empresa al hacer declaraciones y omisiones falsas sobre la naturaleza del negocio, al no revelar la creación y distribución ilegal del token HempCoin, y al hacer múltiples declaraciones falsas y engañosas en los estados financieros de su compañía.

Cabe destacar que el sospechoso tendrá la oportunidad de emitir juicio en su defensa ante un panel disciplinario y tendrá la obligación de responder a cualquier alegación del jurado. De ser encontrado culpable, culpado de estafa, manipulación de fondos, falsas aclamaciones y propaganda engañosa, así como será suspendido o vetado permanentemente del mercado de valores y sentenciado a pagar por las pérdidas provocadas.

Más en TekCrispy