TechCrunch

La red 5G es el sueño tecnológico para muchos, y es que, con este estándar se podrán ejecutar transmisiones de vídeo más rápidas y de mayor capacidad, superando con creces a la que sería su antecesora, la red 4G. Sin embargo, para la mayoría de los habitantes del pequeño pueblo de Mill Valley, municipio Marín de California esta nueva tecnología, mas que representar un avance, implica riesgos para la salud.

Es por ello, que el Consejo Municipal de Marín, ha promulgado una ordenanza de urgencia para regular las torres de “células pequeñas”.

Ante esta medida, la alcaldesa de Mill Valley, Stephanie Moulton-Peters ha mencionado que, aunque no es de manera definitiva, esta ordenanza es el primer paso para frenar la construcción de las torres 5G:

“Tenemos la intención de hacer más trabajo y estudios para elaborar una ordenanza permanente dentro del próximo año. La ordenanza de urgencia tiene estándares para limitar y prohibir las instalaciones de dispositivos en vecindarios residenciales, pero hay más que podemos hacer”.

Esta ordenanza, fue aprobada luego de que los residentes de todo Marin llenaran la Cámara del Consejo, como parte de una campaña de protesta que alentaba a los funcionarios locales a impedir que las compañías telefónicas comiencen construir torres 5G en este condado.

Según EMF Safety Network, un grupo que defiende el mantener a las comunidades sin EMF, el problema es que las torres 5G podrían aumentar las probabilidades de sufrir cáncer en la población y producir otros síntomas como: fatiga, dolores de cabeza, problemas para dormir, ansiedad, problemas cardíacos, trastornos del aprendizaje y de la memoria, zumbido en los oídos, todo esto debido a la exposición a los campos electromagnéticos.

Gen “zombi” en los elefantes sería responsable de la protección innata que tienen contra el cáncer

Este bloqueo por parte de Mill Valey, no es el primero en el condado de Marin y es que, otras ciudades, como San Anselmo y Ross, han aprobado ordenanzas muy parecidas cuyo fundamento es frustrar la expansión de las torres 5G por cuestiones de salud.

Sin embargo, para los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU., esta medida aún se encuentra en deliberación por parte del jurado, ya que, los riesgos para la salud ante la exposición a los campos electromagnéticos aún no ha sido demostrada. Según informó el CDC en su sitio web:

Los estudios han demostrado que algunos trabajadores expuestos a altos campos magnéticos tienen un aumento en las tasas de cáncer. Pero tales asociaciones no necesariamente muestran que las exposiciones a los campos electromagnéticos causan cáncer.

Esta ordenanza como mencionamos no es la última medida, y es que según Danielle Staude, planificadora sénior de Mill Valley, esta ordenanza prohíbe la instalación de telecomunicaciones inalámbricas en áreas zonificadas residenciales y requiere lecturas anuales de campos electromagnéticos para determinar que la instalación inalámbrica cumple con las leyes federales y estatales.

Más en TekCrispy