Los expertos en criminología a menudo utilizan herramientas de Inteligencia Artificial (IA) basadas en perfiles geográficos para identificar las posibles ubicaciones de los delincuentes, lo que les permite tener una idea de dónde atacarán en el futuro. Ahora un grupo de ecologistas y científicos han adaptado una de estas herramientas para proteger a los tigres de la caza furtiva de los humanos.

En su estudio, los investigadores revelan que la cantidad de tigres en todo el mundo se está reduciendo considerablemente, producto de la deforestación que reduce su hábitat y los obliga a tener un contacto más cercano con las personas. Esta situación aumenta las probabilidades de que estos animales salvajes sean cazados en represalia debido a enfrentamientos con humanos o el ganado.

Con el objetivo de tener una mejor comprensión de este fenómeno, los científicos han utilizado los algoritmos que son utilizados generalmente por los expertos en criminología, y los han habilitado para establecer un perfil geográfico de este conflicto entre humanos y tigres. El resultado que arrojó el análisis evidenció que la probabilidad de que ocurra un enfrentamiento en poblaciones cercanas a ríos o bosques es mucho mayor que en otras zonas.

Asimismo, los investigadores realizaron una encuesta a 2,386 habitantes de Sumatra, una isla del Sureste asiático, y les preguntaron sobre su nivel de tolerancia en relación a la vida silvestre. Posteriormente, los científicos hicieron una comparación entre los resultados de la encuesta y el mapa de riesgos creado con IA, concluyendo que las poblaciones que menos toleraban la vida silvestre tenían mayor probabilidad de experimentar enfrentamientos con tigres.

Otra de las conclusiones del estudio es que, pese a que la tolerancia a los animales salvajes es el resultado de una fusión de emociones, actitudes y reglas espirituales en estas poblaciones, la educación puede modificar positivamente la tolerancia de estas personas, por lo que las aldeas que reciban campañas educativas en este sentido podrían evitar conflictos futuros con tigres y otros animales salvajes.

Referencia: Addressing human-tiger conflict using socio-ecological information on tolerance and risk. Nature Communicationsvolume 9, Article number: 3455 (2018). DOI: articles/s41467-018-05983-y

Más en TekCrispy