Aunque el desarrollo de cyborgs basados en insectos no es una idea nueva en la actualidad, un grupo de investigadores de la Universidad de Connecticut (UConn) , en EE.UU, han creado una de estas criaturas a partir de un diminuto neurocontrolador. El objetivo, es que su tecnología algún día pueda ser utilizada para detectar personas vivas en zonas de desastre.

Según la publicación oficial que describe el estudio, se trata de una cucaracha cyborg que ya está siendo probada para misiones de búsqueda y labores de rescate en estructuras colapsadas. El informe revela que durante los últimos años, agencias gubernamentales como el Departamento de Defensa de EE.UU y los Equipos de Rescate se han interesado mucho en utilizar pequeños cyborgs para realizar labores de detección en entornos complicados, sin embargo, el éxito de estos dispositivos no ha sido el esperado.

El principal desafío al desarrollar esta tecnología es el tamaño que se espera lograr, lo que se traduce en una gran dificultad cuando se busca conectar un chip o microcircuito en el tejido biológico de un insecto para darle movimiento.

Super Micro revisará su hardware en busca de supuestos chips manipulados para espiar empresas de EE.UU

Con el fin de eliminar este problema, los investigadores de UConn han creado una especie de ‘mochilla’, con componentes electrónicos, que puede ser incorporada a la cucaracha y conectar sus cables a los lóbulos de sus antenas. Posteriormente, se envían señales eléctricas al lóbulo de la antena izquierda o derecha del insecto, lo que posteriormente producirá un movimiento en una dirección específica. Por ejemplo, la carga enviada a la antena derecha hace que la cucaracha se mueva a la izquierda, y ocurre lo contrario para la antena izquierda.

Según los investigadores, lo que diferencia su tecnología de otras similares es que permite estimular los lóbulos de las antenas a través de microcircuitos de 4 canales, además de que su sistema ofrece retroalimentación en tiempo real sobre la respuesta del insecto a las cargas eléctricas. Esto hace que sea mucho más sencillo controlar su movimiento, lo que amplía las ventajas para el sector del desarrollo de microrobots basados en organismos biológicos.

Más en TekCrispy