A principios de agosto, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas anunció algunos cambios para la ceremonia de los premios Óscar, entre los que se incluía una nueva categoría que permitía galardonar películas taquilleras.

La categoría fue ampliamente criticada por la industria y muchos expertos pronosticaron una gran baja en la calidad de las premiaciones, dado que entre los criterios de evaluación, la popularidad de una película no era precisamente uno de ellos, sino su calidad.

Tal parece que tanto ruido llegó a los oídos de la Academia y decidió suspender indefinidamente la incorporación de esta categoría, al menos no en la próxima ceremonia que tendrá lugar en febrero de 2019.

Según reporta The Hollywood Reporter, la Academia “examinará y buscará aportes adicionales” y que una de las razones de la pausa es que la fecha “creó retos para las películas que ya se habían estrenado”.

Adicionalmente, a pesar de que la junta de directores de la Academia votó por la creación de la categoría, no se habían definido los criterios de selección ni cómo sería el proceso de votación para escoger las películas.

Ahora bien, este es el único cambio que se ha suspendido por los momentos, ya que se mantienen los demás anunciados en agosto, como el tiempo de transmisión recortado y el adelanto de la fecha de la ceremonia de 2020.

Estas modificaciones se consideraron a raíz de la baja de ratings que ha sufrido la ceremonia en los últimos años, precisamente por lo extenso de la transmisión.

Normalmente, la ceremonia de los premios Óscar duran un aproximado de 3 horas, con cortes comerciales entre cada categoría, se hacía un poco pesado para los espectadores, sobre todo las categorías más importantes, que son las últimas en anunciarse.

Por último, la fecha del 9 de febrero se mantiene para la ceremonia de 2020, para darles un descanso a los trabajadores de la industria con la temporada de premios.

Más en TekCrispy