Un grupo de investigadores de la Universidad de Purdue, en EE.UU, han creado una nueva tecnología de comunicación que permite a un usuario enviar mensajes en inglés a través de la activación de vibraciones en su piel.

Según, Hong Z. Tan, profesor de Ingeniería Eléctrica e Informática en la institución y autor principal del estudio, aseguró que la tecnología fue desarrollada a raíz de un reto sugerido por Facebook, compañía que deseaba determinar si era realmente posible enviar mensajes a través de la piel de una persona. En este sentido, su equipo de investigación trabajó en ello y ahora ha demostrado que sí es posible.

Concretamente, se trata de un dispositivo que reproduce una vibración específica que previamente ha sido asignada al fonema inglés correspondiente, o en este caso, a la unidad de sonido más pequeña, en el antebrazo del usuario que emitirá el mensaje. En este sentido, las vibraciones están coordinadas con la creación de fonemas en la boca del usuario.

En este sentido, el comunicado de prensa sobre la tecnología asegura que decir la letra ‘p’ o la letra ‘b’, sonidos que se producen en la parte delantera de la boca, genera una vibración específica en la muñeca de la persona, mientras que las letras ‘k’ o ‘g’, producidas en la parte posterior de la boca, crean otras vibraciones en la zona del codo.

Asimismo, Tan comentó que los investigadores codificaron el método para crear diversas sensaciones según cada rasgo del habla, por ejemplo, vocales, consonantes, sonidos sin voz y con voz, y vocales cortas o largas. En este sentido, las vibraciones estacionarias están representadas por sonidos consonantes, y las sensaciones ‘en movimiento’ están representadas por las vocales.

Tan afirma además que iniciaron la investigación con un grupo reducido de fonemas, y posteriormente capacitaron a los usuarios con hasta 500 palabras. Las personas mostraron un rendimiento variable, sin embargo, quienes completaron el proceso adquirieron una palabra en inglés por cada minuto.

Los investigadores aseguran que esta tecnología podría servir como método de comunicación alternativo, ya que los usuarios solo necesitan pocas horas para el aprendizaje de las vibraciones asociadas a cada sonido.

Más en TekCrispy