La empresa Theranos, fundada por Elizabeth Holmes, será disuelta definitivamente por negocios fraudulentos. Según el Financial Times, la empresa devolverá el dinero a sus acreedores tres meses después de haber sido acusada de fraude.

Tras la renuncia de Holmes en junio, la compañía pasó a estar en manos del consejero general, David Taylor, y en funciones de director ejecutivo escribió un correo a sus accionistas explicándoles que la venta de la empresa había fracasado y que en su lugar debían disolver la empresa.

Con respecto a los pagos a los inversionistas, Taylor expresó que “a pesar del cuidadoso manejo del dinero”, la empresa se encuentra en default por el préstamo de 65 millones de dólares del grupo de inversión Fortress.

La disolución de Theranos marca el acto final de un drama sobre un fraude multimillonario con cientos de inversionistas, doctores y pacientes decepcionados, y no era para menos, pues Holmes se convirtió en la promesa de la biotecnología con sus supuestos avances en la medicina.

Theranos: auge y caída de una promesa

Elizabeth Holmes fundó Theranos con apenas 19 años en el 2003 y se convirtió en la reina de Sillicon Valley y en una de las mujeres más ricas del mundo gracias a su propuesta para la realización diagnósticos de sangre con pequeñas gotas de sangre, en lugar del método tradicional.

Luego de ser invitada a todo tipo de conferencias para exponer su propuesta, la torre se derrumbó luego de la publicación de un artículo del periodista John Carreyrou en el que cuestionaba el descubrimiento de Holmes, tildándolo de ser un proceso “lento, impreciso y poco confiable”.

Desde entonces comenzaron a hacerse investigaciones que conllevaron la acusación de Holmes y su representante, Ramesh Balwani, por fraude multimillonario a toda una industria y hasta los medios de comunicación que por años cubrieron sus páginas con la entonces promesa de la biotecnología.

Más en TekCrispy