A todos nos gusta un comercial que nos cautive con su creatividad y eso es precisamente lo que la cadena británica de tiendas por departamento John Lewis mejor sabe hacer: comerciales de Navidad.  De hecho, cada año, sus anuncios publicitarios son de las tradiciones más esperadas.

Sin embargo, muchos pueden pensar que las Navidades se adelantaron con el nuevo spot publicitario tan genial como a lo que nos tienen acostumbrados. El video es una especie de apología a Isaac Asimov, interpretada en una obra escolar infantil musical con ‘Bohemian Rhapsody’ de Queen.

Todo comienza con un aburrido acto escolar que da un giro de 180 grados con el próximo grupo de niños dirigido por un comprometido y dedicado profesor. Se abre el telón y con el teatro a oscuras, aparecen cuatro niños alumbrados por linternas emulando el comienzo del video de ‘Bohemian Rhapsody’ con la frase “is this the real life?”.

A partir de ahí, la historia va creciendo con más y más elementos que narran una historia de astronautas contra robots, con efectos especiales y naves espaciales que vuelan de verdad. Hasta los vemos romper la cuarta pared con actores dentro del público y en la cabina de producción.

Resulta enternecedor ver las reacciones de los padres completamente asombrados y emocionados, sin palabras ante lo que están presenciando. Tal como nosotros, también espectadores.

No se adelantó la Navidad

Algunos usuarios en redes sociales se preguntaron si John Lewis había adelantado su tradicional anuncio de Navidad, pero en realidad la prepararon para anunciar su cambio de marca junto a la cadena de supermercados Waitrose, a John Lewis and Partners + Waitrose and Partners. De ahí se desprende el eslogan que aparece al final del video: “Cuando eres parte de ello, le pones todo tu corazón”.

Según la directora de socios y gerencia, Paula Nicolds “John Lewis and Partners es más que un nombre. Significa que todos somos propietarios, comprometidos en darles a nuestros cliente lo mejor en productos y servicios de calidad”.

El comercial se estrenó durante un corte publicitario del último episodio del conocido programa ‘The Great British Bake Off’.

Más en TekCrispy