Una conductora que chocó su auto Tesla contra un camión de bomberos estacionado en un semáforo mientras utilizaba el modo de piloto automático, habría demandado a la compañía, alegando que los vendedores le aseguraron que el vehículo se detendría si el piloto percibía algo en su camino.

Heather Lommatzsch, de Utah, alegó en su demanda que la empresa le aseguró hace dos años cuando adquirió su Model S, que bastaría con simplemente tocar el volante ocasionalmente mientras utilizaba el piloto automático. Asimismo, la conductora comentó que intentó frenar en el momento en el que sintió que iba a colisionar, pero que los frenos no respondieron.

El accidente ocurrió en Salt Lake City,Utah el pasado 11 de mayo. Además, la conductora se habría fracturado el pie y habría sido acusada por el departamento de tráfico por los daños y prejuicios. También, el conductor del camión de bomberos sufrió varias heridas, pero no necesitó hospitalización.

Por otra parte, Dave Arnold, vocero de la empresa; comentó en un anuncio que la demanda hacia Tesla no habría lugar, pues “siempre se ha advertido que el piloto automático no evita que el auto sufra cualquier accidente.”

“Al utilizer el piloto automático, se le recuerda a los pilotos constantemente su responsabilidad de mantener las manos en el volante y mantener el control del vehículo en todo momento”, comentó el vocero.

Además, Arnold comentó que la demandante declaró en su reporte policial que en el momento del incidente se encontraba buscando su teléfono, mientras que la información del vehículo mostró que la conductora no habría tocado el volante por hasta 80 segundos antes de la colisión.

Asimismo, la demandante asegura que sufrió varias lesiones físicas que le han privado disfrutar de su vida, además de los elevados cargos médicos que ha debido pagar, por lo que aspira a obtener al menos US$ 300,000 en daños.

Vale destacar que este no sería el primer accidente relacionado con los vehículos Tesla y que ha puesto en tela de juicio su modalidad de piloto automático. Por otra parte, la compañía asegura que todos los vehículos están equipados con un freno de emergencia automático que detecta objetos para evitar impactos o choques, pero constantemente recuerda a los conductores prestar atención al camino y no confiar completamente en estos sistemas.

Más en TekCrispy