Hoy en día, nos encontramos en el mercado una serie de equipos que nos ayudan a complacer nuestros gustos más exquisitos y es que, en este punto donde la tecnología avanza a pasos agigantados, cualquier cosa puede suceder.

En tal sentido, hablaremos de un prototipo, que si bien pudiese parecernos un poco carente de tecnología, la realidad es otra. Se trata de SodaPop, un pequeño altavoz portátil, cuya calidad de sonido mejora significativamente con la ayuda de nada más y nada menos que un envase de refresco vacío.

¡No leíste mal, un envase vacío!

Para sus creadores este producto no solo es un poco imaginativo sino además funcional, y es que, según informan este altavoz puede aumentar su volumen en casi 10 decibelios al añadir el envase de refresco vacío, siendo la fórmula perfecta entre portabilidad y calidad de sonido.

¿Cómo funciona?

Aunque pudiera parecerte poco creíble y hasta parte de un anuncio publicitario a favor de alguna compañía de refresco, a nivel funcional es otra historia y tiene un poco de sentido. Pues, a pesar de que SodaPop solo mide unas 6 pulgadas de largo, este pequeño prototipo permite aumentar el sonido.

5 alternativas en línea para editar todo tipo de audio

Esta botella cumple la función de un amplificador de sonido, ya que, la misma triplica el volumen interno de SodaPop permitiendo mover más aire y aumentando el sonido de las frecuencias graves más bajas hasta en 10 decibelios.

Este “amplificador”, permite que el SodaPop funcione a la perfección, por muy loco que parezca, pues añade mayor calidad de sonido, al empujar el aire a través del altavoz,  por lo que le agrega más “calidez” al sonido general.

La interfaz roscada de la SodaPop tiene un diámetro compatible con la mayoría de las botellas de plástico del mundo.

SodaPop llegará en octubre a través de la ruta de crowdfunding, y desde ya, supera las expectativas de sus creadores presentándose como un producto innovador.

Más en TekCrispy