Aparentemente, Tron no habría sido la única empresa interesada en adquirir BitTorrent, y de acuerdo con los reportes, ni siquiera habría sido la empresa que realizó la oferta más lucrativa para comprar la plataforma.

Según documentos internos filtrados, Neo habría sido el principal rival y obstáculo para la compra de la empresa de Sillicon Valey. El proyecto habría tratado de adquirirlo a través de su empresa de capitales, el Neo Global Capital (NGC) y habrían realizado una oferta mucho más alta que la de Tron.

De acuerdo con Weiju Zhu, jefe de inversión de Neo, la oferta inicial de NGC habría sido de hasta 170 millones de dólares, unos 50 millones más de los que terminaron obteniendo de parte de Justin Sun y Tron.

Tras dejar Ripple, Justin Sun fundó Tron y rápidamente tomó el mundo del blockchain y las criptomonedas por asalto, principalmente tras anunciar la compra de las acciones de BitTorrent en nombre de Tron en aras de ayudar a su ideal de la descentralización del internet mientras se aprovechaba de la base de usuarios ya establecida de Tron.

A pesar de que Tron y Neo tienen metas distintas, ambos ya se habrían enfrentado en otras oportunidades, buscando tomar la vanguardia en uno de los mercados más competitivos del mundo, además de buscar crear redes más rápidas y escalables.

Además, ambos buscan ser los mayores competidores de la segunda criptomoneda más reconocida del mundo, Ethereum. En relación a esto, Sun habría twitteado que Tron era un “mejor proyecto”, mientras que Neo se habría hecho llamar “El Ethereum de China”.

No obstante, los negocios ofrecidos a BitTorrent fueron bastante distintos el uno del otro. No obstante, la junta de BitTorrent estaría interesada en algo más que el dinero, por lo que rechazó la oferta de NGC al considerar que “no era favorable para la compañía y sus accionistas.”

Esto es sumamente curioso considerando que ambos proyectos se encuentran localizados en China, por lo que ambos estarían sujetos a los mismos controles de capitales.