El artista contemporáneo británico Lincoln Townley, conocido por muchos como “el nuevo Andy Warhol”, vendió parte de su trabajo recibiendo criptomonedas como forma de pago.

Townley asegura que está “sacudiendo el mundo del arte” al construir una comunidad de compradores online que pueden contactar con él directamente a través de redes sociales; eliminando así la necesidad de molestos intermediarios.

En este caso en particular usó la app WeChat, que ofrece servicios de mensajería de textos y mensajes de voz, muy popular en China.

Townley piensa que carácter especulativo que los inversores en criptomonedas pudiera también sentirse atraído por sus obras: “Las personas que invierten en Bitcoin son, sin duda, especuladores, están buscando algo con más riesgo. Pero es por eso que pensé, este es el tipo de personas que estarían interesadas en comprar mi arte como una extensión de su cartera de inversiones”.

Townley, cuyo estilo distintivo le ha ganado una reputación internacional y lo ha llevado a exhibir su obra en muchas de las galerías más prestigiosas del mundo, comenta respecto al éxito de este nuevo modelo de mercado que “Lo mejor es que alimenta mi creencia de que las galerías son secundarias para el éxito de un artista”.

A pesar de la volatilidad del Bitcoin, el artista cree que su valor no va más que a aumentar: “Creo que hay un gran mercado en expansión, con algo que se va a inflar en valor.” Dentro de sus clientes se encuentran celebridades como Al Pacino, Dame Judi Dench, Gary Oldman, Sir John Hurt, Robert Downey Jr. Judi Dench, Russell Brand y Charlie Sheen.

Para finalizar Townley trata de dar alientos a los nuevos artistas que no tienen cabida dentro de los círculos conservadores de arte asegurando que “Hay muchas otras maneras de obtener ventas a través de la  tecnología”.