Desde que las compañías de redes sociales se convirtieron en el arma perfecta de los actores políticos para manipular a las masas a través de anuncios y noticias falsas, la necesidad de una regulación para plataformas como Facebook y Twitter se ha hecho más que indispensable en algunos países, a pesar de que regular este tipo de contenidos también podría traer consigo la censura de algunos contenidos relevantes para la sociedad.

En el Reino Unido son conscientes de ello, y en este sentido, un nuevo informe de The Telegraph ha revelado el contenido de una carta escrita por una coalición de compañías de telecomunicaciones y medios de comunicación de este país, quienes exigen al gobierno la introducción de una regulación urgente a fin de controlar el contenido publicado a través de las redes sociales.

En concreto, la BBC, Channel 4, Talk Talk, ITV y Sky han arremetido contra Google, Facebook y Twitter, sugiriendo la creación de un nuevo organismo regulador que pueda enfrentar los crecientes abusos y la desinformación en Internet que se propaga a través de estas plataformas. En la carta se lee lo siguiente:

No creemos que sea realista o apropiado esperar que las compañías de internet y las redes sociales hagan todas las llamadas de juicio sobre qué contenido es y no es aceptable, sin una supervisión independiente (…) Existe una necesidad urgente de un escrutinio independiente de las decisiones tomadas y una mayor transparencia.

Según el documento, no se trata de censurar Internet, sino de hacer que las plataformas más populares sean más seguras para los usuarios. De esta forma, al garantizar la responsabilidad y la transparencia con una regulación, se estimulan aún más las decisiones que estas empresas están tomando para combatir la ola negativa de desinformación en sus plataformas.

Por desgracia, las prácticas de privacidad de algunas compañías como Facebook hace que esta regulación sea una necesidad, más aun teniendo en cuenta que la compañía de Mark Zuckerberg y la propia Google han sido acusadas de violar las reglas del GDPR recién establecidas en la Unión Europea.

Más en TekCrispy