Si hay algo que tenemos claro desde hace mucho tiempo, es que la privacidad total en Internet no existe, y nuestros datos confidenciales parecen ser el bien más preciado de muchas compañías y gobiernos.

Hemos visto a compañías como Facebook permitir que terceros accedan a los datos privados de millones de personas, no sólo para crear anuncios publicitarios en favor de un político, sino para desprestigiar candidaturas e influir en elecciones presidenciales de diversos países del mundo.

Por su parte, gobiernos como el de EE.UU ya han exigido a compañías tecnológicas acceso a apps de mensajerías para investigaciones judiciales, y la regulación de las redes sociales para tener más control sobre lo que publicamos y compartimos es un hecho inminente.

Ahora, una alianza de seguridad e inteligencia llamada ‘Five Eyes’, establecida entre los gobiernos de EE.UU, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda, emitieron un comunicado la semana pasada donde exigen a las compañías de tecnología desarrollar técnicas para eludir el cifrado en sus dispositivos, bajo el lema: ‘la privacidad no es absoluta’.

Este comunicado fue emitido luego de la reunión anual de los representantes de esta organización, donde se llegó a la conclusión de que actualmente hay una ‘brecha en crecimiento’, entre las capacidades de las autoridades para tener acceso a los datos de un dispositivo, y la posibilidad que tiene la policía para utilizar esta información en un tribunal.

Samsung ha recibido certificación para su 'pantalla irrompible'

En pocas palabras, esta organización buscan eludir la encriptación de extremo a extremo que usan actualmente apps como Telegram o WhatsApp, las cuales son comúnmente usadas por delincuentes debido a su alto nivel de privacidad. El bloqueo a Telegram por parte del gobierno ruso forma parte de lo ‘intocable’ que se puede volver una empresa de tecnología en lo que a datos encriptados se refiere.

Más allá de solicitar a las compañías de tecnología que faciliten el acceso a los dispositivos de los usuarios a través de la creación de ‘puertas traseras’, Five Eyes ha amenazado con tomar medidas represivas en caso de que los fabricantes no cumplan con sus exigencias.

En este caso, el comunicado afirma que si a los gobiernos se les dificultando el acceso legal a los datos necesarios para ‘proteger a sus ciudadanos’, una regulación para estas compañías no está descartada, algo que podría venir de la mano de una ley internacional para acceder legalmente a los dispositivos encriptados.

Más en TekCrispy