La obesidad, un estado de acumulación excesiva de grasa corporal, es un factor de riesgo importante para múltiples patologías crónicas incluyendo diabetes, enfermedad arterial coronaria, hipertensión y ciertos tipos de cáncer.

Por lo tanto, la estimación precisa del porcentaje de grasa corporal es muy relevante desde una perspectiva clínica y de salud pública. Curiosamente, la definición de obesidad ha resultado ser polémica.

Estas aplicaciones te ayudaran a dormir a tu bebé más rápido que mecer su cuna

Aceptado pero impreciso

El índice de masa corporal (IMC), el cual se obtiene de dividir el peso en kilogramos por el cuadrado de la altura en metros, es actualmente el método más utilizado para evaluar si alguien tiene sobrepeso.

Aunque el IMC es comúnmente aceptado, muchos médicos expertos en el campo de la obesidad lo consideran inexacto, debido a que no puede distinguir entre la masa ósea, la masa muscular y el exceso de grasa; adicionalmente, no tiene en cuenta la influencia del género.

Aunque se dispone de varias técnicas sofisticadas para obtener estimaciones precisas del porcentaje de grasa en todo el cuerpo, tales métodos resultan engorrosos y complejos, demostrando un potencial limitado para su uso en la práctica clínica habitual o la salud pública.

Este contexto llevó a un grupo de investigadores del Centro Médico Cedars-Sinai en Los Ángeles, a desarrollar un método, más simple y preciso que el IMC, para estimar el porcentaje de grasa corporal total entre mujeres y hombres.

Una nueva forma

La nueva fórmula se denomina índice de masa grasa relativa (RFM, por sus siglas en inglés) y sólo utiliza medidas de altura y circunferencia de la cintura.

Inicialmente, los investigadores examinaron más de 300 fórmulas posibles para estimar la grasa corporal utilizando una gran base de datos de 12.000 adultos que participaron en una encuesta de salud y nutrición.

Seguidamente, calcularon la masa grasa relativa de 3.500 pacientes y compararon sus resultados con los resultados obtenidos por un escáner corporal especializado de alta tecnología llamado DXA, considerado ampliamente como uno de los métodos más precisos para medir el tejido corporal, óseo, muscular y graso.

Los resultados de los pacientes obtenidos con el método RFM se correspondieron estrechamente con la precisión de la exploración corporal DXA. En otras palabras, el RFM como un indicador de grasa corporal, fue casi tan preciso como un equipo médico especializado.

Hacer poco ejercicio aumenta el riesgo de sufrir cáncer pero sólo un 3% de las personas parecen saberlo

Para obtener la medición RFM se mide la altura y la circunferencia de la cintura de la persona colocando la cinta métrica justo en la parte superior del hueso de la cadera.

A continuación, los datos de altura y circunferencia de la cintura se aplican en la siguiente fórmula:

Hombres: RFM = 64 – (20 x altura / circunferencia de la cintura)

Mujeres: RFM =76 – (20 x altura / circunferencia de la cintura)

Los investigadores esperan que este nuevo método ayude a los proveedores de salud y a cualquier persona que tenga problemas de peso y complicaciones de salud asociados, a realizar un mejor seguimiento de sus niveles de grasa corporal.

Referencia: Relative fat mass (RFM) as a new estimator of whole-body fat percentage ─ A cross-sectional study in American adult individuals. Scientific Reports, 2018. http://dx.doi.org/10.1038/s41598-018-29362-1

Más en TekCrispy