Hace unos 10 años, los astrónomos identificaron una monstruosa galaxia ubicada a 12.400 millones de años luz, la cual se cree que fue un antepasado de galaxias modernas masivas como la nuestra y la llamaron COSMOS-AzTEC-1.

Las galaxias tienen un proceso evolutivo, pasando de masas desordenadas de gases a ser vecindarios llenos de estrellas. Debido a que los investigadores están viendo AzTEC-1 en las primeras etapas de su existencia, esperaban que fuera un poco caótica. Pero los investigadores informan que la galaxia parece no entrar en los parámetros esperados, pues se encuentra sorprendentemente activa produciendo estrellas.

Fabricación de estrellas

Utilizando el telescopio ALMA (Atacama Large Millimeter / submillimeter Array), los investigadores tomaron imágenes más detalladas del disco de gas estelar de la galaxia COSMOS-AzTEC-1, que datan de cuando el universo tenía menos de 2 mil millones de años de antigüedad. Las observaciones del telescopio revelan un enorme reservorio de gas molecular altamente susceptible al colapso y a la formación de nuevas estrellas.

Básicamente, AzTEC-1 parece más madura de lo que realmente es, pero la apariencia puede ser engañosa. Los especialistas informan que, si bien la galaxia es ciertamente más productiva de lo esperado para su edad, no es exactamente una máquina de fabricación de estrellas estable y bien aceitada; y aunque no es un desastre total como se predijo, podría no ser sostenible por mucho tiempo.

Por lo general, hay algo de equilibrio que mantiene las galaxias formadoras de estrellas funcionando sin problemas. Mientras la gravedad colapsa masas de gas en nuevas estrellas, las estrellas moribundas explotan en supernovas y empujan el gas hacia afuera, creando así un contrapeso que mantiene la estabilidad de la galaxia.

Galaxia desafiante

Pero en COSMOS-AzTEC-1, la gravedad del gas es tan intensa que superó la débil presión de radiación de las estrellas, lo que provoca una descontrolada formación de estrellas; los investigadores estiman que a una tasa 1.000 veces mayor que el de la Vía Láctea. A ese ritmo, todo el gas de la galaxia se consumirá en 100 millones de años, diez veces más rápido de lo esperado.

Hasta el momento, los científicos no pueden explicar cómo AzTEC-1 se convirtió en una fábrica de estrellas tan poderosa. Es posible que una colisión galáctica transportara el exceso de gas hacia la galaxia, lo que provocaría una intensa formación estelar, pero esto es una mera especulación.

Esta no es la única galaxia que desafía lo que sabemos sobre cómo se formaron y evolucionaron los conglomerados de estrellas a lo largo de los siglos. A principios de este año, los investigadores encontraron una galaxia que parece carecer de materia oscura.

Referencia: The gravitationally unstable gas disk of a starburst galaxy 12 billion years ago. Nature, 2018. https://doi.org/10.1038/s41586-018-0443-1

Más en TekCrispy