A la compañía de transporte Uber no le basta con entrar de lleno en el sector de los coches autónomos, ni trabajar en el lanzamiento de sus primeros taxis voladores para el 2020, sino que además quiere ser un líder en el sector de los patinetes eléctricos y competir con empresas como Scoot, Lime y Bird.

Un informe de Bloomberg revela que los nuevos planes de Uber pasan por lanzar un nuevo servicio de patinetes eléctricos que pueda aumentar las opciones de transporte dentro de su aplicación. Fuentes vinculadas al caso dijeron al medio estadounidense que Jump Bikes, el servicio para compartir bicicletas que Uber compró el pasado mes de abril, está a cargo de este nuevo proyecto.

La publicación afirma que el éxito que ha tenido la startup californiana Bird en el negocio del intercambio de patinetes ha sido uno de los principales detonantes del auge de este mercado, y el principal competidor de este servicio, Lime, ha hecho lo propio recaudando cientos de millones de dólares en este negocio alternativo vinculado al sector transporte.

También el principal rival de Uber, Lyft, ha invertido recursos en este sector, con la adquisición de la mayor empresa de alquiler de bicicletas en EE.UU, Motivate. Nick Foley, jefe de producto de Jump, se negó a ofrecer comentarios sobre el rumor de que Uber planea lanzar un servicio como este, sin embargo, abordó los desafíos que implica el diseño de estos patinetes en términos de ingeniería.

De momento, la empresa de transporte sigue comprando patinetes eléctricos a compañías de China para operar sus servicios en California. Por su parte, las fuentes vinculadas al informe de Bloomberg aseguraron que Uber considera a Jump como el mejor patinete eléctrico del mercado, y que será su principal punto de partida cuando otras compañías de este sector comiencen a competir por el negocio en diversas ciudades.

Más en TekCrispy